avion A1

Un piloto fue detenido en Noruega justo antes de que el avión despegara por encontrarse ebrio. La policía ingresó a la nave luego de que una denuncia anónima señalara que la tripulación había estado bebiendo grandes cantidades de alcohol. Al realizar la prueba de alcohol al piloto y copiloto, ambos marcaron cantidades sobre el límite legal, según destaca The Independent.

El piloto, de 38 años, marcó siete veces sobre el límite legal. Luego confesó haber bebido dos botellas de whisky y cerveza junto a los demás miembros de la tripulación, razón por la que fue sentenciado a seis meses de prisión por poner en riesgo la vida de los 100 pasajeros a bordo.

El copiloto, de 50 años, tenía el doble del límite permitido y su juicio se realizará este 17 de septiembre. Las asistentes de vuelo también marcaron sobre el límite.

El incidente ocurrió en un vuelo de AirBaltic que debía ir de Oslo a Grecia el 8 de agosto. La compañía señaló que tienen una “política de tolerancia cero” ante el alcohol y que ya comenzó el proceso de despido de los tripulantes. “Tolerancia cero significa nada de alcohol. Esta medida es nuestra primera prioridad. Nos disculpamos con todos los clientes que se han visto afectados con este incidente”, dijeron.