Carlos Gajardo 2 A1

El fiscal Carlos Gajardo, quien inició la investigación de platas políticas en los casos Penta y SQM, se refirió a su vida profesional y personal en una extensa entrevista a la Revista El Sábado de El Mercurio. En la conversación, donde ahondó en aspectos íntimos y donde además hablaron sus amigos más cercanos y familiares, Gajardo aprovechó la instancia para transparentar su interés por ocupar el puesto que quedó vacante en la Fiscalía Regional Oriente, dirigida por el fiscal Regional Alberto Ayala quien fue designado en Antofagasta hace pocos días.

Gajardo recordó sus tiempos de estudiante y dijo que su única intención en todos estos meses ha sido “perseguir la corrupción”. El fiscal, a quien la derecha lo ha criticado por la excesiva midiatización del caso, contó los primeros indicios que tuvo de financiamiento de la política en medio de la investigación del caso Penta. “Estábamos revisando cuando aparece un email de Iván Moreira, con todo ese lenguaje, pidiendo dinero de una manera bastante evidente. Los otros fiscales estaban en sus oficinas, salí a buscarlos, para que lo vieran. Fue muy sorprendente. Comunicamos el hallazgo de inmediato. Concordaban con las boletas también. Debe ser como lo que le pasa a los pescadores cuando pica un pez grande, un big one”.

Al momento de hablar del supuesto sesgo político de la investigación, Gajardo dijo que “cuando estando bajo mi dirección tomamos la decisión de incluir una boleta que abarca al otro sector
político, pierde todo sentido. Ya aparecen otros temas: se empieza a hablar de filtraciones o de ser figurín. Lo entiendo como cualquier persona que está envuelta en un procedimiento, con la diferencia de que estas críticas tienen cobertura”, explicó.

Respecto al riesgo que se corre en caso de que las penas no cumplan con las expectativas de la opinión pública y que sea la investigación el daño mayor para los implicados, Gajardo dijo que “como sistema no es bueno que el proceso termine siendo el castigo, lo deseable es que el castigo sea la condena penal. Y no estoy de acuerdo en que no habrá penas efectivas; hay casos de conductas graves y estableciendo la reiteración de las conductas, las penas van de acuerdo a la gravedad. Hay casos que son de menor intensidad y ahí la sanción probale será menor”.