EZZATI A1

A través de un comunicado público, el Arzobispado de Santiago salió al paso de los correos entre los cardenales Ricardo Ezzati y Francisco Javier Errázuriz, en los que se evidencian las maniobras para echar por tierra el hecho de que del sacerdote jesuita Felipe Berríos se convirtiera en el capellán de La Moneda. Además en dichos emails se muestra la preocupación de ambos religiosos de que el periodista Juan Carlos Cruz, víctima de Karadima, contara su vivencia con el ex párroco de El Bosque ante la Conferencia Episcopal Anglófona.

Pues bien, ante la publicación realizada por El Mostrador, la Iglesia explicó que “se trata de correos privados entre los cardenales Ricardo Ezzati y Francisco Javier Errázuriz, en los cuales intercambian opiniones frente al nombramiento de un futuro capellán de La Moneda, como también respecto de la posibilidad de que uno de los demandantes por el caso Karadima integrara una comisión pontificia para la protección de menores”.

En ese sentido precisaron ante la opinión pública que “el discernimiento de quiénes podrían ocupar determinados servicios eclesiales, es parte de la responsabilidad de las autoridades de la Iglesia”.

En cuanto al tema de los correos sobre Felipe Berríos, la Iglesia señaló que “es una atribución canónica el nombramiento del capellán por parte del Arzobispo de Santiago”, mientras que en el caso de Juan Carlos Cruz, el Arzobispado sostuvo que “la decisión compete exclusivamente a la Santa Sede”.

Por otra parte calificaron como “grave” la publicación de “correos privados en un medio de comunicación”. Además, el Arzobispado aclaró que el cardenal Ricardo Ezzati se referirá a esta información a través de una entrevista con “un diario de circulación nacional”.