Paro de trabajadores de la DGAC consigue 90% de adhesión y afecta a cerca de 15 mil pasajeros

El punto más conflictivo de la movilización es la exigencia del sindicato de que se reincorpore a los trabajadores a la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena), desde las privadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFPs). José Pérez, presidente del sindicato de trabajadores, advirtió que de no obtener una respuesta satisfactoria a sus demandas podrían convocar en los próximos días a una huelga indefinida.

dgac

Unos 3.800 trabajadores de la Dirección General Aeronáutica Civil (DGAC) concretaron este martes una huelga de 24 horas que puede dejar varados hasta 400 vuelos nacionales e internacionales y a unos 15.000 pasajeros.

La paralización se concretó a las 00.00 horas de este martes, a pesar de negociaciones de última hora entre los dirigentes sindicales y representantes del gobierno. La medida además alcanzó ya el 90% de adhesión.

Cientos de personas han llegado a los mesones de atención de los aeropuertos, reclamando que las aerolíneas los habían citado y después no les ofrecían ninguna solución, salvo una reprogramación de sus vuelos para más adelante.

Desde la pasada medianoche, los trabajadores sólo permitieron y operaron los aterrizajes de los aviones que ya estaban en vuelo al inicio de la huelga, en su gran mayoría internacionales, pero ningún vuelo nacional o internacional había despegado desde el Aeropuerto Internacional de Santiago.

Según los dirigentes sindicales, permitirían en todo caso la operación de aviones ambulancia o en otros casos de emergencia.

El punto más conflictivo de la movilización es la exigencia del sindicato de que se reincorpore a los trabajadores a la Caja de Previsión de la Defensa Nacional (Capredena), desde las privadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFPs).

José Pérez, presidente del sindicato, advirtió que de no obtener una respuesta satisfactoria a sus demandas podrían convocar en los próximos días a una huelga indefinida.

“Hemos escuchado a nuestras bases, ellos son los mandantes, tenemos la obligación de hacernos cargo y hay molestia, sin embargo están apostando a que dialoguemos, pero con precisión”, dijo el dirigente.

En el gobierno, el subsecretario de las Fuerzas Armadas, Gabriel Gaspar, dijo que la autoridad ha tratado de mantener el diálogo con los trabajadores, “para allanar el camino de una construcción de un entendimiento con las demandas gremiales”.

“Desgraciadamente eso no ha sido posible, sin embargo tenemos esperanzas de que podamos avanzar a la construcción de un acuerdo; creemos que es perfectamente posible”, añadió Gaspar.

Comentarios