Túnez atentado EFE

Estado de emergencia decretó este martes el presidente Túnez, Baje Caid Essebsi. Esto tras un atentado explosivo que durante la jornada afectó a un autobús que trasladaba a la guardia presidencial y que dejó al menos 11 muertos.

“Proclamo el estado de emergencia por 30 días según los términos de la ley y un toque de queda en el Gran Túnez a partir de las 21.00 horas hasta mañana a las 05.00 horas”, sostuvo el mandatario en una cadena por televisión, en la que además calificó el hecho como una gran tragedia.

El atentado, ocurrió según consignaron medios locales, justo al frente a la sede del partido del dictador derrocado, Zinedin el Abedin Ben Ali.

Según consignó La Tercera, el atentado, fue condenado además por el presidente de Francia, François Hollande, y el mandatario español, Mariano Rajoy.

“En Túnez como en París es la misma lucha por la democracia contra el oscurantismo”, aseguró Hollande, agregando que “Francia está más que nunca junto a Túnez, desde sus autoridades y sus fuerzas de seguridad, en estos momentos dolorosos”.

Por su parte el gobierno español condenó el hecho mediante un comunicado en el que entregó su apoyo a Túnez, en la lucha contra “la lacra global del terrorismo”.

En esa misma línea, Estados Unidos repudió los hechos, “condenamos enérgicamente el ataque. Estamos todavía intentado saber qué ha pasado exactamente, pero lo condenamos”, destacó el portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, durante su rueda de prensa diaria, según publica agencia EFE.

Hasta ahora ninguna fuente oficial ha confirmado que se trate de un atentado más de los Yihadistas en dicho país.