GIORGIO-JACKSON-foto2-alejandro-olivares

El diputado de Revolución Democrática y ex dirigente estudiantil, Giorgio Jackson analizó su notable evaluación en la última encuesta CEP, y que viene a cerrar el año dejándolo como el político mejor evaluado de todos. Por su parte, explicó en detalle por qué no está en sus planes ingresar a la Nueva Mayoría ni en el corto ni en el mediano plazo.

En conversación con el diario El Mercurio, Jackson explicó que su notable evaluación en la última encuesta CEP, donde obtuvo el primer lugar con un 44%, se debe a que la política en general está pasando por un momento de desconfianza y decepción.

“En el país de los ciegos, el tuerto es el rey”, dice el ex dirigente estudiantil, al mismo tiempo que agrega que “entonces, cosas básicas, como hacer trabajo distrital, comunicarlo, hacer el trabajo en el Congreso, proponer y mostrarse como uno es, son un piso que la gente agradece. Aunque me gustaría que ese fuese el piso de todos y que las ideas fueran el factor de diferenciación”.

Al ser consultado por si la buena evaluación responde a que la gente percibe de él un cierto estilo apolítico, el ex presidente de la FEUC contestó que “sí… Desde Revolución Democrática (RD), la estrategia que hemos adoptado en los últimos dos años tiene que ver con colaborar en agendas que hemos contribuido a crear desde la movilización estudiantil en adelante y a defenderlas a rajatabla.

Por otra parte, y en cuanto a algunas voces críticas que apuntan a que varios asesores de RD están en el Mineduc, el diputado planteó que “no estamos ahí por cuoteo o un compromiso con un partido, sino porque hay una idea que defender y hay trabajo que se está aportando; y nos hemos ganado ese reconocimiento. Por eso, creo que no nos ha mermado el colaborar desde algunos espacios del sector público, porque mantenemos la coherencia. Criticamos y defendemos, cuando así lo estimamos. Eso nos ha permitido mostrar que todos los miedos infundados de que íbamos a ser cooptados o lo que sea, no tenían fundamentos. Nos hemos mantenido en la línea que comprometimos”.

En esa misma línea aseguró que su independencia o la de Revolución Democrática no está en juego: “En absoluto” dijo, añadiendo que “no estamos dispuestos a callar aquellas cosas que creemos que podrían ser distintas. Las restricciones presupuestarias las entendemos, pero con las situaciones que tienen que ver con voluntad política, siempre levantaremos la voz. Y si hay alguien que crea que hay que tener carné de militancia de la coalición de gobierno para trabajar en el sector público, que lo diga con todas sus letras. El servicio público no es un bolsón de la coalición de gobierno”.

Otro punto que es puesto sobre la mesa es la próxima elección municipal en nuestro país. Pero Jackson la tiene clarita: “Nuestro objetivo primario para poder enfrentar las municipales es ser partido. Si no logramos juntar las firmas para constituirnos como partido, que es un trabajo difícil, se nos hace mucho más cuesta arriba cualquier estrategia para las municipales. Somos chicos, emergentes y lo reconocemos, no pretendemos llevar candidatos en todo Chile. Lo más probable es que entremos con un número limitado de candidatos a concejales en algunos lugares emblemáticos para mostrar qué queremos ofrecerle al país y, quizás, algún pacto de alcaldías emblemáticas. Pero sería más que prematuro comentar pactos o candidaturas”.

En cuanto a sus acercamientos con el Partido Progresista (PRO) de ME-O, el ex dirigente estudiantil aclaró que no hemos dejado de conversar con las distintas fuerzas políticas. Con el PRO hemos tenido conversaciones muy fructíferas. Se han metido en temas donde en la Nueva Mayoría hay indefiniciones y ellos han aportado definiciones. Vamos a seguir trabajando con todos los movimientos y partidos para empujar agendas comunes; pero distintas son las alianzas electorales”.

El parlamentario precisó que no ve el problema de seguir conversando con el partido del cineasta, pese a la situación que enfrenta debido a la investigación del caso SQM.

El diputado lo explica con sencillez: “Él tiene las herramientas al alcance para salir adelante si es que da una buena explicación. Con una explicación contundente y transparente, sin dobles tintas, esto no debería ser un flanco para él. Ahora, cada vez que posterga y se dilata el tema, termina perjudicándolo más. Si él alega inocencia, debiese quedarnos a todos clarísimo eso. Me falta conocer el testimonio de Marco ante la Fiscalía, pero lo que se pinta se ve mal a los ojos de todos”.

Con respecto a la Nueva Mayoría, el mejor evaluado en la encuesta CEP indicó que ha mantenido conversaciones con los partidos chicos del bloque oficialista, como por ejemplo el PC o la Izquierda Ciudadana.

Pensando a futuro, el hincha de la “U” admitió que “se ve muy difícil que el escenario dentro de la Nueva Mayoría cambie como para que los partidos puedan salir de ahí. Por eso, estamos viendo cómo podemos armar también un referente distinto, o lograr agruparnos, porque, de lo contrario, a nivel de los gobiernos locales se va a mantener la misma estructura de poder”.

Ante la punzante pregunta de si han pensado entrar al bloque oficialista, Jackson no dejó espacio para dudas: “No está dentro de los planes, ni de corto ni mediano plazo, entrar en la Nueva Mayoría. Tampoco está en nuestro espíritu hacerle el juego a la derecha. Hay una tensión que resolver, porque el monopolio de fuerzas distintas de la derecha no lo puede tener la Nueva Mayoría. Hay muchas otras fuerzas que tienen todo el derecho a competir; tiene que haber una conversación entre todas esas fuerzas de definir que si hay un objetivo primario de creer que gobiernos locales en manos de la UDI o de RN pueden ir en contra de lo que nos imaginamos como gobierno local, debiese haber una conversación porque la elección de alcalde es unipersonal y sin segunda vuelta. Puede haber objetivos comunes que sean más importantes que los egos políticos e identidades de cada uno”.

El aviso dep parlamentario es así de tajante, por que a su juicio, “tenemos varias coincidencias programáticas con algunos actores del oficialismo. Pero lo que pasa es que las coaliciones necesitan mecanismos claros de resolución de conflictos, y cuando sectores de la DC hacen un ejercicio para torcer las reformas escritas en el programa, se constituyen como un poder de facto y son la bisagra de todo. Entonces, en la Nueva Mayoría hay un gallito de quién impone primero la cuña comunicacionalmente, de quién boicotea las reformas y eso a mí me parece que no es una sana forma de hacer gobierno. Eso ha tensionado muchísimo a la coalición y no podríamos involucrarnos en un conglomerado que no tenga mecanismos más claros de resolución de conflictos.

Por ahora sostuvo que “la coalición de la Nueva Mayoría me parece muy inestable y susceptible al terreno que gana la derecha al develar esas inestabilidades. A nosotros nos sería tremendamente difícil, por no decir imposible, entrar ahí”.

Aprovechando la consulta, indicó que “es una definición de ellos” ver si extienden la vida de la Nueva Mayoría por los siguientes años para las próximas elecciones.