sexo YT

La profesora de educación básica, Sonia, se encuentra viviendo un momento derechamente complicado.

¿La razón? esta mujer cada hace 15 años y con dos hijos quedó impactada y llena de dolor luego de ver que una selfie que se había sacado y subido a Facebook ahora aparecía en una página para contratar a escorts bajo el título “Sonia rubia” y un breve pero sugerente comentario.

Según consigna La Estrella de Valparaíso, la docente se llevó la gran sorpresa el pasado domingo cuando en medio de una junta con su esposo y amigos en reñaca recibió un Whatsapp donde preguntaban por sus servicios.

“Me preguntan por ‘el anuncio’ entonces respondo qué anuncio y me dicen ‘el que está en Viva Street’. Cuando requerí más información me dijeron que era complicado y que mejor me metiera a la página para ver el anuncio donde salían mi nombre y mi celular. En ese momento no pude acceder al sitio”, admitió la mujer.

Cuando llegó a casa confirmó que “el anuncio figuraba en la sección ‘servicios’…no era explícito, pero más abajo decía’¿estás divorciado, separado, necesitas compañía? Sonia puede acompañarte en estos momentos difíciles’. Era un tipo de anuncio de servicios sexuales o de escort ¡y con mi fotografía y mi celular!”.

Pese a que al comienzo pensó que solo se trataba de una mala talla, después notó que todo era real y serio: “Yo no tengo enemigos, de verdad que es de película, pero llegar a esto…imagínate tener que leer mensajes del tipo ‘cuánto cobras?’, ‘ estás disponible?’…te sientes totalmente vulnerada teniendo tu fotografía, todas las demás imágenes son, perdonando la expresión, tetas y potos. La única fotografía publicada es la mía, yo con lentes”.

La profe optó por apagar su celu y tomar acciones legales frente al hecho, al menos ya está siendo asesorada legalmente.

En la PDI de Viña, dijo la afectada, “me acogieron la denuncia, hicieron copia de la publicación que figuraba en internet que en ese momento tenía alrededor de 230 visitas y yo buscando apoyo para saber qué hacer (…) En la PDI me dijeron que dependerá del fiscal si esto se investiga o no (…) Lo que yo no quiero es que esto quede impune y haré todo lo que esté en mis manos para que así no ocurra. Yo hasta el día de hoy sigo recibiendo llamados”.

Por otra parte la mujer se contactó con el famoso portal que subió su foto donde le comentaron lo siguiente: “Me dijeron que ellos tenían la IP del computador de donde se había hecho la publicación y el correo electrónico y que esos antecedentes sólo se los entregaban a la fiscalía”.

En otros pasajes de su relato reconoció que “estoy asustada, me da miedo responder el teléfono si no conozco el número…han sido días muy malos, lo peor que me ha pasado. Nunca pensé que alguien pudiese hacer una cosa así (…) La persona que lo hizo nunca pensó que tengo una familia, que tengo una profesión…nunca midió las consecuencias y por eso que yo voy a llegar hasta las últimas acciones para poder esclarecer esto y también las responsabilidades que tiene el portal”.

“Tengo un cargo directivo en el colegio donde trabajo y en la misma PDI me dijeron que este tipo de situaciones es habitual en casos de jefaturas y subalternos (…) Creo que es un compañero de trabajo, pero espero que no sea así. Tomaré todas las acciones legales que tenga a la mano porque ha sido un daño enorme”, cerró.