Fiscal Pablo Gómez MP

El pasado 16 de diciembre el fiscal regional de Valparaíso, Pablo Gómez, quien está a cargo de la arista SQM del caso Penta, envió un oficio al Servicio de Impuestos Internos (SII), acogiéndose al artículo 180 del Código Procesal Penal, donde le pide información respecto a las diligencias que el organismo determine en el futuro.

En el documento, al que tuvo acceso The Clinic Online, Gómez le solicita al SII que se informe a la Fiscalía sobre “cualquier procedimiento administrativo que se lleve en la actualidad o cualquier acción administrativa que se pretenda ejercer por parte del Servicio de Impuestos Internos, en contra de los contribuyentes emisores de boletas de honorarios a las sociedades SQM S.A. y S.Q.M Salar; los cuales fueron incorporados por dichas empresas en las rectificatorias de impuestos por gastos rechazados, correspondientes a los años tributarios 2009-2014”.

El mensaje que Gómez hizo llegar al SII en diciembre, a pocos días de haber recibo la investigación por encargo del Fiscal Nacional Jorge Abbott, tenía un plazo: 10 días. Para el persecutor el oficio es determinante, pues sabe que su trabajo depende de las acciones que decida ejercer el SII, tal como lo dijo el propio Abbott cuando asumió: “Ninguna acción penal es viable sin una querella o denuncia”.

Fuentes de la investigación explican que dicho oficio es una bomba de tiempo en el caso y su resolución sería vital para el equipo de fiscales, porque podría abrir nuevas aristas en las indagatorias a días de que se cumpla el plazo de la investigación fijado para el próximo 26 de febrero. Sin embargo, en el SII explicaron a The Clinic Online que la repartición fiscalizadora aún no ha respondido a la petición de Gómez y que tiene contemplado hacerlo.

En el Ejecutivo están pendientes del asunto y coinciden en que el oficio del fiscal podría abrir nuevos escenarios en el caso cuando ya se creía que no quedaban más movimientos por realizar en el tablero. A esto se agrega que Gómez -con el peso de ser el esposo de la exministra de Justicia de Sebastián Piñera, Patricia Pérez- se ha mostrado dispuesto a avanzar en la investigación sin distinguir colores políticos y, al parecer, caiga quién caiga: “Como Ministerio Público vamos a investigar hechos que revisten factores de delito respecto de personas que puedan tener responsabilidad de ellos, no si la persona es de un sector u otro, eso no influye en lo absoluto en ninguna decisión que pueda tomar la Fiscalía”.

En el documento Gómez solicita las diligencias o acciones del SII respecto a todos los casos por los cuales hubo denuncias de parte del servicio. Cabe señalar que cuando se conoció la arista SQM del caso Penta y llegaron las resistidas querellas y denuncias por delitos tributarios en la época del economista Michel Jorratt, se supo de la existencia de 609 boletas de honorarios falsas por un monto de $2.145 millones y 237 facturas falsas por $2.202 millones.

A los nombres de los boleteros en el caso, se suman importantes figuras políticas de la Nueva Mayoría como el senador Fulvio Rossi, el diputado Roberto León y el senador Jorge Pizarro. El SII también deberá definir qué hará con los personeros que prestaron servicios para la empresa Asesorías y Negocios SpA -del operador político Giorgio Martelli, que facturó a SQM Salar-, donde jugó un rol importante el exministro del Interior Rodrigo Peñailillo, entre otros exasesores del gobierno de Michelle Bachelet, que confeccionaron el programa de gobierno pagados por AyN. Además de nombres como el exministro Pablo Longueira, la senadora Ena Von Baer, entre otros.

Casi un mes después de enviado el oficio, el fiscal Gómez repasó al SII a través de la prensa. El día que se anunció la solicitud de audiencia de formalización del ex senador Carlos Ominami, según Emol, Gómez dijo que existía “preocupación nuestra respecto a algunas querellas que no han sido presentadas por el SII”, pues los delitos que se investigan “como dice la ley, requieren la intervención del SII”. Y agregó: “En algún momento vamos a requerir entonces del SII un pronunciamiento expreso de aquellos casos que están en esa situación porque, dependiendo de eso, van a ser también las consecuencias jurídicas que se deriven”.

La formalización de Ominami fue unos de los primeros movimientos importantes del fiscal a cargo del caso, luego de que su hijo, Marco Enriquez Ominami, declarara frente a los persecutores el pasado 14 de diciembre. Así las cosas, Gómez seguirá esperando que el SII ejerza acciones legales o administrativas para ordenar el puzzle.

Exclusivo: Las cuatro boletas del ministro Peñailillo a la empresa de Martelli que facturó a filial de Soquimich – The Clinic Online