milicogate

El ministro en visita Omar Astudillo, quien sustancia el millonario fraude a la Ley Reservada del Cobre -conocido como el Milicogate- sometió a proceso este viernes en calidad de autora y ordenó su detención a la sargento segundo Liliana Villagrán Vásquez por los delitos de fraude al fisco y falsedad militar por más de $ 1.400 millones.

La uniformada, aún en servicio activo, estaba encuadrada en el Comando de Apoyo de la Fuerza del Ejército y los dineros correspondían a recursos para el mantenimiento de material de guerra del mencionado cuerpo legal.

De acuerdo a los antecedentes recabados por The Clinic Online, se trata de 233 facturas falsas, a través de la empresa Tecnometal, emitidas entre septiembre de 2010 y diciembre de 2013.

Según se sabe hasta ahora, del dinero que obtenían por la tramitación ilegal de los documentos tributarios al interior del Ejército por servicios nunca prestados.

Liliana Villagrán fue detenida el lunes por orden del magistrado, quien se tomó los cinco días que le otorga el Código de Justicia Militar para encausarla por los ilícitos mencionados.

Según supo este diario, la mujer compró un departamento por 60 millones y entregó un pie por 26 palos que, se sospecha, fueron producto de las ganancias ilegales. Según declaró ante el magistrado, el dinero habría provenido de un crédito que le habría proporcionado un familiar cercano.

Villagrán se suma así a otros uniformados que están procesados detenidos en el Regimiento de Telecomunicaciones de Peñalolén por este caso y por delitos similares Se trata de la sargento segundo Millaray Simunovic, el coronel en retiró Clovis Montero, los suboficiales Claudio González y Miguel Escobar y el cabo Juan Carlos Cruz. Este último gastó $ 2.400 millones en los tragamonedas del casino Monticello entre 2008 y 2014. La sospecha es que se trataría de platas obtenidas a través de este aparato de corrupción militar.

Al respecto, la arista de los proveedores del Ejécito que también operaron para el fraude, está en manos de la fiscal Centro Norte, Ximena Chong. La perseguidora penal formalizó el pasado 13 de enero ante el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago por fraude al fisco en más de 2.000 millones a Raúl Fuentes Quintanilla, su hijo César Fuentes Campusano y Francisco Huincahue. Se estima que Pedro Salinas -el dueño de Tecnometal- seguirá la misma suerte en las próximas semanas en el Ministerio Público.

El magistrado además logró la confesión de Huincahue, quien reconoció el fraude al fisco por más de 982 millones con 161 facturas entren octubre de 2010 diciembre de 2012.

Este diario requirió una versión al Ejército. La institución, al respectol, informó: “La institución no se pronuncia sobre situaciones que se encuentran siendo investigadas por los tribunales de justicia. Asimismo, mantiene un permanente colaboración a las investigaciones judiciales, con el fin que se ejerzan las acciones legales y se adopten las medidas que correspondan”.

Reiteró asimismo su “rechazo a toda acción que atente con la transparencia y probidad que deben regir la gestión institucional y de quienes lo integran”.