Grupo Arcano

El hasta poco desaparecido dueño de la empresa Arcano, Alberto Chang, explica, recoge La Tercera, el formato de negocio de la firma investigada por presunta estafa piramidal.

“Hay gente que quiere invertir con nosotros de forma puntual; y esa es la que compra acciones. Hay otros que nos dicen, ‘nos gusta todo lo que ustedes hacen y preferimos invertir en ustedes’”, dice.

“Si nosotros compramos Uber temprano y al año vale más, se la vendemos a privados obteniendo una rentabilidad importante”, dice Chang profundizando sobre el primer formato. “Son atractivas porque es algo que no se puede comprar con una corredora de bolsa”, agrega.

Respecto del segundo, el que “hoy se cuestiona”, dice que consiste en “un contrato de inversión, donde lo que se vende se llama security. Ese security pasa a ser un pagaré, que es la oferta no pública de bienes privados”.

“Mostramos en nuestro portafolio todo lo que hemos hecho en los últimos 15 años, no sólo los casos de éxito de las últimas tres semanas”, agrega.

Asimismo dice que “esa plata finalmente está invertida en nosotros (Grupo Arcano), no en una empresa particular. Entonces, el riesgo de esa persona es que está invirtiendo en una empresa que está en cuatro continentes, invertida en 20 empresas, en diferentes países y monedas. Convengamos que el grado de riesgo es bastante más atomizado”.

Finalmente, afirma Chang desde Malta, que “viví lo suficiente en Chile para saber lo que es el chaqueteo, la envidia y la competencia. Hay una competencia que es sana, pero también hay otra que es desleal. No solo queremos aclarar nuestra posición, sino también aportar todos los antecedentes que tenemos sobre la guerra sucia que hemos sufrido (…) si me piden declarar en Chile, por supuesto que voy”.