sergio jadue a1

“Jadue cambió el árbitro de Uruguay-Chile en la Copa América”, se titula el artículo que publica en su edición de este lunes el diario El País de Uruguay, texto que hace referencia a la crónica “Jadue, en caída libre” de la revista Sábado de El Mercurio.

El medio charrúa reproduce la parte del documento periodístico que sostiene que el ex presidente del fútbol chileno habría metido mano para cambiar al árbitro del duelo de cuartos de final, en que la Roja se impuso por 1-0 ante el combinado que llegó a Santiago a refrendar su título en Copa América.

“Concuerdan detractores y adherentes que la participación de Jadue en la Copa América fue vital; desplegó todo su arsenal de contactos en la Conmebol. Un episodio sorprendió a los más incrédulos. Antes de la designación del árbitro para el partido frente a Uruguay, un árbitro venezolano aparecía como el elegido. Jadue, frente a dos testigos, encaró al paraguayo Carlos Alarcón, presidente de la comisión de arbitraje, exigiendo otro nombre”, es el extracto que cita El País.

También refiere que “le dijo que él era su jefe directo y que recordara que cuando, en seis meses más, estuviese toda la plana de la Conmebol presa, iba a tener que responderle por esto”.

De acuerdo a la versión ofrecida por Sábado, Alarcón reconoció la preocupación de Jadue por el partido, pero descarta la discusión.

Al final, recuerda la revista, “el brasileño Sandro Ricci arbitró el juego”.

El País también parafrasea otro acápite relacionado con la pasada Copa América, esto es el episodio del choque de Vidal.

“Jadue se puso al mando de la emergencia. Sus asesores aseguran que Jorge Sampaoli y buena parte del directorio estaban por excluir al jugador del plantel. Jadue, en cambio, optó por la permanencia de Vidal (…) le puso una condición a Vidal para no expulsarlo: pedir disculpas en una conferencia de prensa. Minutos antes de que el volante enfrentara las cámaras, Jadue lo zamarreó y, según dos testigos, le dijo: “Tenís que llorar, hueón, llorar”, relata.

“Vidal le respondió que no era un actor, lo que enfureció a Jadue, quien, garabatos de por medio, le dijo que entonces se sacara el buzo de la selección y se fuera. Vidal salió a la conferencia y lloró”.