oliveraerika

Por medio de una carta escrita en Facebook, la maratonista y abandera chilena en los Juegos Olímpicos de Río 2016, Erika Olivera, reveló qué fue lo que la motivó a contar su historia. La deportista hizo frente de esa manera a las críticas suscitadas, algunas de ellas apuntando a un aprovechamiento político, esto al anunciar su intención de postular por un escaño en el Parlamento.

“Si dí a conocer esta parte de mi historia, no fue por un aprovechamiento político como algunos creen. No necesito de algo así para dar a conocer mis ideas y trabajar por mis convicciones, lastima que un tema tan importante que viven a diario muchas personas se vea ensuciado de esta manera”, se defendió la fondista.

Según afirmó la atleta, “si yo di a conocer mi historia no fue con la intención de aprovechar el momento, ni dar pena, lo hice por buscar justicia, (esa justicia que a través de un tribunal no conseguiré), repito, es una idea que vengo trabajando hace muchos años y la di a conocer hace tres, idea que hoy me estoy replanteando”.

Olivera también abordó las circunstancias que la llevaron a anunciar que pudiera ser que se presente por un cupo otorgado por RN.

“Por mi parte jamás he pertenecido a ningún color político, como deportista y también como persona parte de esta sociedad siempre he pertenecido a los colores de mi bandera, es una lastima que una parte de nuestra sociedad esté tan lastimada con la política que no logran captar que hay otra que sí desea trabajar siendo transparentes en busca de esos cambios. Independiente del color, para mí los temas que me mueven, son transversales y todos debiésemos luchar para lograr ser un mejor país, sin resentimiento y mirando siempre hacia el crecimiento país”.