abbott a1 1

A través de la resolución 1564/2016, del 16 de agosto, el Fiscal Nacional, Jorge Abbott, entregó la orden de instruir la investigación administrativa contra el persecutor, Emiliano Arias Madariaga, quien fue apartado, en momentos en que estaba a la espera del detalle de las rectificatorias realizadas por pesqueras entre los años 2009 a 2015, de la causa Corpesca.

Según consigna el documento al que tuvo acceso The Clinic Online, Abbott sostiene que el Fiscal Regional “habría concedido una entrevista al Diario La Tercera el día 15 de agosto del presente año, en la cual se dan a conocer una serie de hechos y antecedentes vinculados a la investigación penal RUC 141002523-9 que podrían eventualmente significar una infracción a la obligación que tienen los fiscales de abstenerse de emitir opiniones acerca de los casos que tuvieren a su cargo y/o de emitir opiniones de carácter político, sin perjuicio de otras eventuales contravenciones administrativas que pudiesen existir y que se lleguen a determinar durante el curso de la presente investigación administrativa”.

En segundo lugar señala “que los hechos anteriormente descritos podrían constituir infracción a los deberes y/o prohibiciones establecidos en la Ley N° 19.640, Orgánica Constitucional del Ministerio Público, y/o al Reglamento de Personal para los Fiscales del Ministerio Público; entre otros, y VISTOS lo dispuesto en la Ley N° 19.640, especialmente sus artículos 11, 13 y 17 letra d), y en el Reglamento de Responsabilidad Administrativa de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público”.

Y resuelve que se “instruya una investigación administrativa para esclarecer los hechos referidos en el considerando primero de esta Resolución, así como de cualquiera otra irregularidad o contravención administrativa que se vincule con éstos que pueda detectarse o surgir durante el curso de esta investigación, así como para determinar las circunstancias en que habrían ocurrido los mismos y la eventual responsabilidad administrativa que pudiese afectar al Fiscal Regional de la Fiscalía Regional de O’Higgins, don Emiliano Andrés Arias Madariaga, así como a cualquier otro Fiscal del Ministerio Público, y proponer las sanciones administrativas pertinentes si ello fuera procedente”.

La orden, de dos páginas y con orden de distribución al Fiscal Regional Metropolitano Centro Norte, la Unidad de Asesoría Jurídica Fiscalía Nacional, la División de Contraloría Interna Fiscalía Nacional y el Gabinete del Fiscal Nacional, además del afectado, no precisa a qué se hace referencia con “cualquier otro Fiscal del Ministerio Público”, lo que no es menor considerando que necesariamente la defensa de Arias hará referencia a otras entrevistas e interacciones en redes sociales de otros fiscales y la incógnita es si ello implicará que, al aparecer en la causa estos antecedentes, los personeros también puedan ser sumariados.

SITUACIÓN DE ARIAS

El jueves, en una entrevista con el canal Mata o te Rapa Nui, de Isla de Pascua -donde se encontraba junto al fiscal Pablo Gómez y al presidente de la Corte Suprema, Hugo Dolmestch-, Abbott sostuvo que la remoción de Arias fue “producto de una entrevista que, a mi juicio, no fue muy feliz de su parte al diario La Tercera, donde anticipa juicios que, de algún modo, ponen en duda la imprescindible imparcialidad y objetividad que tiene que tener un fiscal y que entrega algún tipo de información que no se ajusta a las exigencias”

Más allá de la explicación pública, según pudo reconstruir The Clinic Online, en el último mes Arias había dado inicio a una serie de diligencias que prometían ampliar el campo de acción del caso Corpesca, entre ellas la petición del detalle de las rectificatorias de las empresas que había requerido en dos oportunidades al Servicio de Impuestos Internos. La última de ellas, del 9 de agosto, fue una orden perentoria: se dio un plazo máximo de cinco días para entregar los antecedentes que nunca llegaron. Este martes fue removido de la causa.