Viviana Haeger YT

El Tribunal de Garantía de Puerto Varas decidió ampliar en 40 días el periodo de investigación del caso Haeger. Durante la audiencia se reformalizó a José Pérez Mancilla, autor confeso del crimen, y a Jaime Anguita, viudo de la contadora, y quien supuestamente pagó al sicario para ultimarla.

“Estamos tranquilos a la espera que la investigación se agote y poder llegar a un juicio oral”, dijo el abogado de Anguita.

Cabe recordar que Pérez y Anguita son las únicas dos personas formalizadas por el caso. El primero afirma que le pagaron para acometer el crimen, en tanto que el segundo alega inocencia.

Ayer, Informe Especial transmitió un programa con el detalle del caso, instancia en que dio a conocer un exclusivo y escalofriante relato de Pérez.

“Puse las manos así, y la seguí tirando, la levanto hacia arriba y la seguí tirando (…)”, narra Pérez.

En el relato, el carpintero cuenta además que Anguita lo llamó y le dijo que “le tenía una peguita”.  “Pensé que era una broma, y (Anguita) me respondió que me pagaba cinco millones”, sostiene Pérez, al soltar que la plata era para hacer desaparecer a Viviana Haeger.

“Aquí golpeo la puerta y ella (Viviana Haeger) me dice: “Heriberto que andas haciendo, justo voy de salida” (…) Yo le dije que estaba realizando una peguita aquí al frente, en otra parcela, y que necesitaba unas herramientas que yo sabía que ellos tenían aquí. Me respondió que la esperara un poquito, cierra la puerta y da la vuelta por el otro lado”, agrega.

Adentro de la casa, se produce un forcejeo, recuerda Pérez.

“Me intenta morder, entonces yo saco la mano y hago esto y me pongo aquí (ejemplificando que la reduce dejándola con sus dos brazos atrás)”.

“¿Por qué lo haces Heriberto? Si es por plata puedo llamar a mi hermano”, afirma que le pregunta Haeger.

“Ella estaba intimidada en ese momento, iba llorando (…) y por aquí más o menos (indicando una puerta que era para ingresar a la casa), me pregunta y me dice ¿por qué lo haces Heriberto? ¿quién te mandó?… Usted sabe le dije yo”, cuenta.

Ya en el cuarto matrimonial la hace arrodillar frente a su cama boca abajo con los brazos atrás.

“Ahí vacié una bolsa, siempre afirmándola y le coloqué la bolsa dentro de la boca y la asfixié. Descansó su cabeza y se orinó”.

Cabe recordar que el 29 de junio de 2010, Viviana Haeger desapareció y fue hallada 42 días después en una estructura del entretecho de su propia casa, en Puerto Varas. En diciembre de 2015, la PDI detuvo a Anguita luego de que el obrero José Pérez Mancilla reconociera la autoría del crimen y asegurara que ambos eran cómplices.