incendio u. alberto hurtado A1

La Universidad Alberto Hurtado (UAH) resolvió expulsar a tres estudiantes y suspender a otros 22 producto de las tomas efectuadas por alumnos durante junio y julio pasado, que dejaron daños en el inmueble, cámaras rotas y siete computadores perdidos, de acuerdo a los resultados del sumario interno que hizo el establecimiento.

Así lo informa este miércoles La Tercera, junto con señalar que los daños ocasionados alcanzan los $110 millones.

Desde la Federación de Estudiantes calificaron como arbitraria la determinación que de paso dejó a tres de sus cuatro miembros suspendidos por un plazo de dos semestres. Vale decir que su presidente, Gustavo Orellana, también recibió dicha sanción.

“Se trata de un intento de individualizar procesos colectivos”, sostuvo el secretario de comunicaciones de la FEUAH, Alexis González.

Añadió que es sumamente preocupante la sanción puesto que los alumnos “perderán becas y créditos y no tienen la condición económica para costear los aranceles”.

En la Federación ya adelantaron que se “llegará hasta las últimas instancias para dejar nulo el fallo”. Junto con ello, para mañana está fijada una marcha a efectuarse en las dependencias del recinto.

De acuerdo al matutino, el ex rector y sacerdote jesuita, Fernando Montes, disparó que los sancionados “son jóvenes que han reincidido, que ya han sido suspendidos. Uno quemó una puerta el año pasado. Las cosas tienen un límite y es bueno que la universidad, si quiere tener calidad, tenga sus límites. También debe ser firme”.