Tesorera UDI y las cuotas: “Muchos dicen ‘¿por qué necesitas más plata?'”

La arquitecta Pía Margarit Bahamonde (37) se convirtió en la encargada de finanzas del gremialismo hace 5 meses. Su labor ahora está enfocada en ver cómo financiar las elecciones municipales que están a la vuelta de la esquina, así como también gestionar los aportes de los miembros UDI en medio de un escenario económico complicado en el que el partido aún no logra salir de las deudas. “No es difícil que te paguen la cuota. Pero sí es difícil hacerle entender a la gente que cambió la lógica. Muchos dicen ‘¿por qué necesitas más plata? Tus costos están cubiertos por el Estado’. Y eso no es del todo real”, afirmó.

udi-a1

La arquitecta Pía Margarit Bahamonde (37) se convirtió en la tesorera de la UDI hace 5 meses, todo esto en medio de las turbulencias que presenta la crisis en la política, los problemas de cajas que han evidenciado algunos partidos y unas elecciones municipales que se vienen duras.

En conversación con La Segunda, la militante desde hace más de 16 años en el gremialismo detalló que la tienda de calle Suecia ya determinó gastar sólo la mitad de las lucas que metieron en la campaña pasada, pese a que en en esta pasada se presentará el doble de candidatos.

En ese sentido Margarit adelantó que se les seguirá pidiendo plata a los dirigentes, así como también precisó que se recurrirá a los militantes y simpatizantes para que donen a un partido que mantiene deudas.

“En estos tiempos no es muy feliz que te nombren tesorera”, admitió, aunque aclara que “nadie me obligó”.

Sobre su pega, la arquitecta de profesión destacó los nuevos alcances de la ley de financiamiento de partidos, puesto que a su juicio “la gente cree en las organizaciones sociales transparentes, abiertas y participativas… los partidos no pueden quedar fuera”.

Sobre las lucas que se aportan a la UDI, soltó que “a los diputados se les pide $200 mil y a los senadores del orden de $300 mil. También alcaldes, comisión política, la directiva; que cada uno aporte en la medida de su estamento”.

A renglón seguido señaló que “no es difícil que te paguen la cuota. Pero sí es difícil hacerle entender a la gente que cambió la lógica. Muchos dicen ‘¿por qué necesitas más plata? Tus costos están cubiertos por el Estado’. Y eso no es del todo real. Somos los que más aportes recibimos, pero hay que financiar estructura y actividades en regiones. Eso no puede ser sólo con cargo a los parlamentarios, hay zonas donde no los tenemos”.

Al ser consultada sobre cuánto cuesta mantener a la UDI, la tesorera gremialista detalló que aquello es “relativo”, pero que “en un mes normal” eso va “del orden de $40 o $50 millones”. Claro que hay que considerar también las deudas que se mantienen, afirma.

Con miras a las elecciones municipales de octubre, Margarit aseguró que “definimos que será una campaña austera”.

Respecto al futuro, la jefa de finanzas aseveró que “estamos estructurando una red que nos permita invitar a personas naturales a que conozcan la importancia de ganar las elecciones y que nos aporten. No sólo militantes. Que las personas entiendan que así como comprometen sus ideas con el partido, también comprometan su aporte económico”.

The Clinic Newsletter
Comentarios