boleta

El presidente de la empresa Metro, Rodrigo Azócar, aclaró durante la presente jornada que la boletas que circularon ayer con el mensaje “José Piñera estafador acomodado, tú un jubilado” y “No+AFP”, no se trató de un hackeo, si no más bien de una intervención directa.

Se trata de una “intervención directa en la impresión de los voucher”, que no alteró “ni a la tarjeta ni al proceso de recarga”, precisó el ejecutivo.

Por este motivo, Azócar indicó que se está trabajando para determinar si la alteración fue obra de un trabajador o de una persona ajena a la firma.

“Vamos a esperar los resultados de la investigación”, indicó.

Ayer, Metro de refirió al hecho a través de una declaración pública: “En relación al comprobante de carga que ha sido difundido a través de Redes Sociales, Metro de Santiago informa que la situación fue focalizada, afectó a un número menor de pasajeros y fue solucionada inmediatamente al ser detectada.  La empresa ha instruido una investigación para determinar el origen de lo ocurrido”.

Junto con lo anterior, dijo que rechazaba “categóricamente lo sucedido, algo que no tiene relación alguna con el giro de la empresa ni la prestación de servicios a sus pasajeros”.

El asunto había salido a la luz luego de que el vocero del Sindicato de Trabajadores de Metro, Eric Campos, compartiera la imagen en Twitter.

“La imagen fue por una boleta en Baquedano, donde la máquina fue alterada. Esto no fue en todas las estaciones, pues las máquinas (que dan los voucher) no están en red y se pueden alternar manualmente”, dijo a La Tercera.