colombiaefe

A dos días del plebiscito donde se sellaría la paz en Colombia, poniendo fin a medio siglo de conflicto armado, el excomandante de las Farc,
Yezid Arteta, conversa con La Tercera sobre el proceso que avizora como con un rotundo triunfo del sí.

Recuerda que Tirofijo y Jacobo Arenas habían intentado lo propio en los ’80, “pero fracasaron porque, en ese entonces, las fuerzas militares de Colombia eran parte de la estrategia de contención dirigida desde Washington. Cuando Alfonso Cano asume la comandancia de las Farc la realidad continental es otra y la confrontación militar en Colombia había alcanzado techo sin que hubiera un vencedor a la vista. Esa situación es percibida por el Presidente Santos y por los líderes de las Farc y deciden entonces avanzar hacia una negociación”.

Al ser consultado por la motivaciones de la guerrilla para firmar la paz, dice que “llegan a la conclusión de que las posibilidades de conseguir sus objetivos programáticos por la vía de las armas estaban descartadas. Era un esfuerzo bélico que carecía de futuro”.

Respecto de las posibilidades que el domingo gane el no, resuelve tajante: “Ganará el “Sí”. Si el “No” es derrotado de forma aplastante, es probable que sus dirigentes se vean forzados a replantear sus posturas de cara al futuro”.

Arteta, recuerda La Tercera, estuvo 12 años en las Farc, hasta que en 1996 fue detenido luego de un combate con el Ejército donde resultó herido.

Tras ser liberado, se trasladó a Barcelona, donde trabajó como investigador de la Escuela de Cultura de Paz de la Universidad Autónoma de la ciudad condal.