libro

Luego de la ofensiva de la UDI, la Municipalidad de Santiago defendió la transparencia en el proceso de licitación del libro “100 preguntas sobre sexualidad adolescente”, y desestimó que se tratase de una movida de campaña.

“Esta licitación recibió 11 oferentes de distintos valores. Uno de ellos, de 2.707 pesos por unidad IVA incluido, fue impugnado por el propio registro de Mercado Público, por lo tanto debió ser desestimada. Hubo ofertas por 6.000 pesos y, la adjudicada, fue de 4.549 pesos por cada ejemplar, menor al promedio de las ofertas recibidas, que fue de 4.906 pesos”, detalló el administrador municipal y alcalde subrogante, Víctor Hugo Miranda, recoge Cooperativa.

Según Miranda, “el proceso se llevó a cabo con completa transparencia. Se incorporaron dos parámetros, el plazo, con una ponderación de un 40 por ciento, porque se requería para cumplir con los plazos establecidos con el Ministerio de Salud, y el precio en un 60 por ciento”.

“Los parámetros fueron el tiempo, el plazo y el valor económico”, subrayó.

Esta mañana, el diputado Juan Antonio Coloma y el secretario general, Guillermo Ramírez llegaron hasta la Contraloría para impugnar la iniciativa.

“Estamos ante una nueva forma de intervencionismo, lo que se ha hecho es utilizar los recursos para poder obtener connotación pública. Lo que ha ocurrido es que Carolina Tohá ha abusado de las facultades que tiene un municipio para poder obtener ventaja política, Utiliza los recursos de toda la gente sin importar que esto termine duplicando los precios”, dijo Coloma.

El congresista se quejó de “aquí hay una vulneración a Chilecompra, se apuró la impresión, se apuraron los plazos, para tener una ventaja política. Aquí lo que hay es una utilización de la plata de todos los vecinos de Santiago con un fin político”.

Por su parte, Ramírez dijo que “nuevamente la alcaldesa está haciendo algo de forma irregularidad, ignorando la licitación abierta”.

“Toda vez que lo que se licita es algo estándar, hay que priorizar por precio, no por tiempo. Aquí no estamos presentando un requerimiento por el tema del libro, no estamos debatiendo de política, estamos criticando la licitación que hizo el municipio y que ella ordenó. No tiene el derecho, en una licitación de todo el municipio, de obviar una licitación”.

Desde su lanzamiento, el libro ha enfrentado diversos cuestionamientos de sectores conservadores de la derecha chilena, por su contenido en distintos ámbitos, y uno de la Fundación Amparo y Justicia, organismo que criticó la pregunta número 77 del documento, que dice relación con que “si una niña de seis u ocho años tiene relaciones, ¿puede quedar embarazada?”.

Ante esto último, se abrió la opción de modificar esa pregunta.