Clinton EFE

La candidata demócrata a la Casa Blanca, Hillary Clinton, se mostró confiada en que la reapertura de la investigación del FBI sobre el uso de un servidor privado de correo electrónico cuando era secretaria de Estado (2009-2013).

Clinton subrayó también que es “imperativo” que el director del FBI,  James Comey, explique el contenido de los nuevos correos que han llevado a la reapertura de la investigación. “Pedimos al FBI que publique toda la información que tenga”, dijo la ex secretaria de Estado, visiblemente enfadada tras la reapertura de la investigación a apenas 11 días de los comicios presidenciales que le enfrentan al republicano Donald Trump.

“Tienen que compartir con todo el pueblo estadounidense los datos que dicen tener”, insistió la aspirante demócrata, que, sin embargo, se mostró confiada en que “sea lo que sea” lo que haya llevado al FBI a reabrir el caso “no cambiará la decisión alcanzada en junio” de no presentar cargos en su contra.

Preguntada por el origen y contenido de los nuevos correos, Clinton apuntó: “No sabemos qué creer, es por eso que le corresponde al FBI explicarnos de qué están hablando”.

De acuerdo con medios locales, que citan fuentes oficiales no identificadas, los nuevos documentos aparecieron durante una investigación al polémico excongresista Anthony Weiner, esposo de Huma Abedin, una importante asesora de Clinton en la campaña electoral.

El FBI investigaba el envío de mensajes de texto sexualmente explícitos de Weiner a una menor de edad.
En julio pasado, Clinton fue sometida a un interrogatorio de más de tres horas en el cuartel general del FBI sobre este asunto y días más tarde el Departamento de Justicia decidió cerrar el caso por recomendación de la oficina de investigaciones, quien no encontró indicios para presentar cargos en su contra.