La última encuesta Adimark arrojó que si las elecciones presidenciales fueran este domingo, el senador Alejandro Guillier se convertiría en el nuevo presidente de la República, superando por un punto al ex Mandatario, Sebastián Piñera, todo esto claro, considerando las preferencias de los encuestados.

Eso sí, ante la pregunta sobre quién cree que será el próximo Jefe de Estado, Piñera se impone por 8 puntos porcentuales al parlamentario independiente.

Ante el rápido ascenso que ha tenido Guillier en la lucha presidencial, el cientista político, Patricio Navia le sacó la foto al asunto y comparó al periodista nada más ni nada menos que con un celular y una foto de Tinder. Por su parte, desclasificó lo supuestamente flojo que era el presidenciable mientras trabajó en Tolerancia Cero.

En conversación con el diario LUN, Navia indicó que “la principal razón por la cual Guillier sigue creciendo es porque es una cara nueva, y la gente quiere apoyar caras nuevas. Versus que el gran problema de Sebastián Piñera y Ricardo Lagos es que ya son vistos como viejos”.

Añadió que “Guillier tiene la ventaja de que estuvo mucho tiempo en la televisión y eso genera confianza en las personas. Piñera puede haber sido un buen presidente, pero la gente quiere algo distinto. Hay una lógica de consumo también ahí. La gente está viendo a los presidentes como a los celulares, a Piñera lo ven viejo y a Lagos más viejo todavía. Ya nadie quiere comprar un modelo antiguo, todos quieren el último celular. Para la gente lo nuevo es mejor que lo viejo”.

A renglón seguido, el columnista indicó que “sería bueno para la democracia que Guillier hablará más. Pero cuando comience a hablar la gente se decepcionará por algunas de sus posturas, en algunas cosas lo encontrarán radical, en otras moderado. Por el momento Guillier es como una foto en Tinder, se ve súper bien, pero no sabemos cómo habla. Por el momento sigue subiendo, pero todo lo que sube baja o si no pregúntele a Bachelet. Lo que Guillier quiere es aguantar la mayor cantidad de tiempo posible, hasta llegar a la elección”.

Navia aseguró que cuando comience el debate entre los presidenciales, Guillier “no va a poder quedarse callado, porque cuanto más se demore en definirse frente a distintos temas, más grande puede ser la decepción para la gente”.

“No hay candidatos perfectos, todos tienen yayitas. Ahora se ve bien, tiene buen lejos”, recalcó.

En otros pasajes de la entrevista, el cientista político se refirió a un Twitter que lanzó hace algún tiempo en cuanto a que “a miembros de la Nueva Mayoría les da igual que Guillier sea un flojo”.

Al respecto, soltó que “eso tiene un contexto. Yo estuve tres meses en Tolerancia Cero y compartí con Guillier; me pareció un tipo muy amable, muy cariñoso, pero no era un experto en políticas públicas ni temas de gobierno, era un buen periodista. Yo tuiteé eso porque no me pareció un tipo particularmente trabajador, no leía muchos libros ni revistas, no se informaba en detalle de las cosas de las que hablábamos, no era un gran conocedor de las discusiones que teníamos. Era un punto que me pareció importante destacar porque los chilenos tienen que tomar una decisión, y Guillier es una persona que no es de las más trabajadoras del mundo”.

Al ser consultado por si aquello está mal, contestó que “a lo mejor no. Quizás a la gente le gusta eso, pero es la percepción que yo tenía. Muy simpático, pero no muy trabajador. Cuando uno elige a un presidente elige a un piloto de avión, no al azafato. Para servir la comida hay que ser simpático, pero para pilotear el avión se requieren otras capacidades. Y no sabemos si Guillier sabe pilotear aviones, porque nunca lo ha hecho”.