Autoridades de Minería en gobierno de Piñera se hacen los larry con preguntas sobre inversiones en proyecto Dominga

Tanto el exsubsecretario Pablo Wagner, como quien fuera ministro, Laurence Golborne, fueron abordados por el asunto en el Centro de Justicia, luego de que ambos fueran formalizados en marco del caso Penta. Wagner negó tener antecedentes en el caso, mientras Golborne optó por mantener un silencio de sepulcro.

Uno lo negó y el otro simplemente lo calló.

Así fue como reaccionaron esta mañana quienes fueron las máximas autoridades de la cartera de Minería en la primera mitad del gobierno de Piñera, al ser consultados por las inversiones de la familia del expresidente en el proyecto Dominga, esto en la zona donde el otrora gobernante desestimó la central Barrancones.

Tanto el exsubsecretario Pablo Wagner, como quien fuera ministro, Laurence Golborne, fueron abordados por el asunto en el Centro de Justicia, luego de que ambos fueran formalizados en marco del caso Penta.

Wagner negó tener antecedentes en el caso, mientras Golborne optó por mantener un silencio de sepulcro.

“No tenía ningún conocimiento de las inversiones de Bancard sobre este proyecto”, dijo Wagner.

Cabe recordar que de acuerdo a la investigación que entonces lideraba el ex fiscal nacional, Sabas Chahuán, Wagner recibió pagos bimensuales por parte de Penta por un total de 42 millones. Dicho monto le llegó a su cuenta corriente mientras ejercía su cargo en la anterior administración.

En aquella época, el fiscal Pablo Norambuena le siguió la pista a las reuniones que sostuvo Wagner con empresarios mineros ligados al proyecto Dominga.

Como se sabe, detrás de la iniciativa estaba la firma Andes Iron, donde participaba precisamente el empresario Carlos Alberto Délano.

En 2014, Wagner contestó un cuestionario a La Segunda en donde afirmó: “mientras me desempeñé como Subsecretario nunca tuve alguna participación, directa o indirecta, con algún proyecto minero relacionado con la familia Délano y, por cierto, tampoco instruí o intervine de alguna manera en posibles decisiones referidas a esa materia. Afirmar lo contrario es una infamia, que carece de todo sustento en la realidad, no es correcto enlodar la honra de las personas de forma tan liviana”.

The Clinic Newsletter
Comentarios