La sargento segunda de Carabineros, Carolina Norambuena, entregó su testimonio este martes durante la segunda jornada del juicio en el Tribunal Oral de Coihayque en contra de Mauricio Ortega, acusado de agredir brutalmente a su expareja, Nabila Rifo.

La declaración de Norambuena surge puesto que dicha uniformada le tomó testimonio en dos ocasiones a Nabila por el bullado caso.

Según consigna Radio Cooperativa, la sargento segunda relató que “ella (Rifo) señala que estaba sentada y fue ahí cuando Mauricio la ataca. Comienza a darle palmazos, golpes de puño, la tira al suelo, le dice que es una ‘puta de mierda’, que lo tiene cabreado, que es una malagradecida”.

Añadió en su relato que “ella trata de defenderse, lo empuja y sale hacia la calle. Empieza a caminar y siente que cada vez Mauricio estaba más cerca. Ella dice que Mauricio la tira al suelo, donde ella cae en la vereda. Dice: ‘Yo siento cómo Mauricio me golpea con la piedra en la cabeza, yo lloraba, gritaba, le pedía que, por favor, no lo hiciera más’… Incluso manifiesta que trata de hacerse la muerta para que no lo siguiera haciendo”.

En otros pasajes, Norambuena recalca que Nabila “manifiesta que en algún momento pensó en proteger a Mauricio y no contar nada o decir que no recordaba nada”.

Claro que todo eso se terminó “cuando llegó a Coyhaique, estuvo con su familia, estuvo con sus hijos, vio todo el sufrimiento que habían pasado, sintió lo que sus hijos estaban pasando y el hecho de no volver a ver nunca más, y decidió contar la verdad”.

Vale decir que ayer Ortega aseguró ante el tribunal que aún no sabe por qué es detenido, declarándose inocente en el juicio oral en su contra por los delitos de violación de morada, amenazas no condicionales en contexto de violencia intrafamiliar, femicidio frustrado y mutilación en carácter reiterada.

Sobre la noche cuando la joven fue encontrada con visibles rasgos de haber sido golpeada, y sin sus globos oculares, Ortega explicó que compartía con sus amigos y que “hubo problemas domésticos que no pasaron a mayores”, que partieron alrededor de las dos y medio de la mañana.

“A Nabila se le pasan mucho los tragos, me empezó a insultar, a los invitados, se levanta la polera muestras sus senos, estaba sin ropa interior. Eso me molestó pero no le tome mucha importancia (…) Cuando veo esta situación, no le dije nada, casi no cruce más palabras con Nabila, porque cuando está con un poco de bebida no hay diálogo. Yo estaba tranquilo incluso la traté muchas veces de tranquilizar“, declaró.

De la misma manera, el imputado dijo: “Soy inocente”.

Mauricio Ortega, imputado por brutal agresión contra Nabila Rifo: “Soy inocente” – The Clinic Online