Fiscalía Nacional Económica disuelve mercado monopólico de SQM y Rockwood

Investigación de la Fiscalía Nacional Económica puso termino al monopolio de bischofita. Una sal de alta demanda en la minería para evitar el levantamiento de polvo. Este mercado era controlado casi en un 100% por SQM y Rockwood a través de Salmag, una sociedad que ambas empresas compartían en partes iguales.

 

Una denuncia de un particular a la Fiscalía Nacional Económica (FNE), ingresada el año pasado, contra las empresas SQM Salar y Rockwood,  por actos que atentaban contra la libre competencia, derivó en la disolución del monopolio que ambas compañías, a través de una sociedad conjunta, tenían en el mercado de la bischofita.

En noviembre de 2000,  la minera no metálica controlada por Julio Ponce Lerou junto a Rockwood crearon la sociedad Sales de Magnesio S.A. (Salmag) para comercializar bischofita, un subproducto del proceso de extracción del litio y potasio en el Salar de Atacama.
Se trata de una sal que actualmente tiene una alta demanda en la minería porque es el producto más eficiente para evitar el levantamiento de polvo en los caminos.
La investigación iniciada por la FNE, a raíz de la denuncia, da cuenta que en el año 2000, cuando ambas empresas se asociaron, la bischofita no tenía un uso relevante. Pero SQM y Rockwood, como socios en Salmag, la posicionaron en el mercado. Desde el 2010 a la fecha el producto se consolidó y dejó a ambos socios como una posición monopólica que concentraba casi el 100% del mercado de bischofita.
“La participación conjunta de las socias de Salmag genera, a juicio de esta Fiscalía, riesgos significativos de generar efectos anti-competitivos toda vez que no existe ningún tipo de amenaza creíble de competencia con la capacidad de disciplinar dichos efectos mientras actúen conjuntamente”, dice el fallo de la FNE.
Otro punto que destaca la FNE es que a través de Salmag existía el riesgo que SQM  y Rockwood “compartiera información estratégica de otros mercados, como litio y potasio, debido a que en su administración participaban ejecutivos de primera línea de ambas empresas”.
Pese a que tanto SQM Salar como Rockwood  colaboraron en la investigación y manifestaron su voluntad de proporcionar medidas para mitigar o remover los riesgos y efectos para la competencia en el mercado de la bischofita, la Fiscalía determinó que la sociedad Salmag debía disolverse y ambas compañías operar como actores independientes.
A raíz de esto, el 21 de diciembre pasado, las socias informaron a la FNE que accedieron a dar término a su sociedad en Salmag. Para ello, a través de escritura pública,  SQM Salar retiró a sus representantes en la administración de la compañía y cedió sus derechos a Rockwood.
La adquisición realizada por Rockwood  “ pone término al actuar conjunto de los únicos dos potenciales productores de bischofita en el mercado, eliminando los riesgos de coordinación y limitando la posición monopólica de Salmag, pues existiría otra empresa, en este caso SQMS, que estaría en plenas condiciones de disputarle el mercado”., concluye la investigación de la FNE.
Por lo tanto, la Fiscalía archivó la causa, pero aclaró que el denunciante privado tiene derecho a interponer  una demanda directamente en el Tribunal de Libre Competencia o en los tribunales de justicia.
Comentarios