De algunas cosas, como el libro que está escribiendo o lo chanta que fue en algún momento de su vida, habla con La Tercera el cantante chileno Luis Dimas, conocido como el “Rey”.

“Llevo 40 años así, ¡como el maldito rey del twist! Por lo mismo, armé un libro y quiero armar un musical con esa historia; con la historia de alguien que tiene múltiples talentos, pero que la gente encasilla en un paso de baile. El libro está por verse, porque estoy buscando editorial, que es lo más difícil”, cuenta Dimas antes de meterse un rato en el tema de las redes sociales, donde se ha comido unos trolleos de antología.

“Me entretengo en redes sociales. Contesto, aunque sé que lo que no le gusta a la gente es alguien que contesta, porque los gallos de las redes sociales, son especialistas en peleas. Se sientan a ver con quién discutir. Pero fíjate que si tú los examinas no son malos, no son gente mala. Son como los cuatreros que para decirte buenos días te tienen que sacar la madre. Pero no son todos”, dice.

Sobre las respuestas a los trolls, contesta que les dice “no importa que me saques la madre, porque tu mamá y tu papá fueron causantes directos de que yo sea famoso. ¿Cómo te voy a odiar a ti?, ¿cómo voy a pelear contigo? Me llevas ganada la mitad de la pelea. Con eso, cualquiera baja”.

Luis Dimas también aquel periodo de su vida en que vuelve de Canadá, y vuelve medio agrandado.

“Es que aquí le han negado hasta a la Gabriela Mistral que ha escrito poemas. Creo que tiene un fondo de verdad lo que han dicho. Yo era muy cachetón, y ser cachetón es parte de ser mentiroso. Ser agrandado es parte de ser mentiroso, parte de ser chanta. Yo eso lo asumí. Es que tenía inseguridad”.

Respecto de en qué fue chanta, contesta que “creo que a lo mejor exageré un par de triunfos. Cuando después miré, bajé, no sopesé que estaba en un país de envidiosos. Lo cierto es que no me quedé afuera porque me costó mucho, pero me sirvió mucho también. Aprendí a ser un buen showman, a zapatear bien, a hablar mejor y terminé mis estudios de canto. Fui el primer artista chileno de todos los tiempos que hizo Las Vegas con mucho éxito”.