Los funcionarios de la Aduana anunciaron hoy el fin de la huelga que habían iniciado hace díez días por supuestos incumplimientos de compromisos por parte del Gobierno y futuras negociaciones con el Ejecutivo.

El presidente de los trabajadores, Marcelo Reyes, aseguró a los periodistas que los dirigentes están planeando para la próxima semana la primera reunión con el Ministerio de Hacienda, donde esperan explicar en detalle sus demandas.

Adelantó que ya han sostenido conversaciones informales con representantes del Gobierno y que por el momento ya se dieron las instrucciones precisas “para volver a nuestras funciones desde Arica a Punta Arenas”.

La Aduana cuenta con 1.900 funcionarios, de los cuales un 90 % de ellos se adhirieron al paro, según los propios dirigentes.

Los trabajadores señalan que el Gobierno ha desconocido unos acuerdos firmados al finalizar anteriores movilizaciones, en mayo de 2015 y en noviembre de 2016, referidos principalmente a aumentos en la dotación de funcionarios.

La paralización de los funcionarios aduaneros causaron graves problemas en las terminales de carga, tanto del aeropuerto internacional de Santiago como en los principales puertos de Chile, situación que se replicó en varios pasos aduaneros, especialmente con los camiones provenientes de Argentina, Brasil y Bolivia.