Al menos ocho secuestros en 10 años se le atribuyen a la banda internacional en que supuestamente participaba Raúl Escobar Poblete, alias Emilio, detenido por unos de estos delitos en México.

El diario Sol de México consigna que en todos lo casos la banda había resuelto con éxito la sustracción de personas. Por éstas, pedían en el proceso de rescate millonarias cifras, generalmente en dólares.

Solían enviar fotografías de las víctimas y -dice la misma publicación- era frecuente que ni bien habían conseguido su objetivo cuando ya tenían en la mira a la siguiente persona.

En la indagatoria por este último caso, Emilio fue detenido el 1 de junio, acusado de secuestrar a una mujer extranjera por la que se pedía una millonaria cifra.

Al parecer, Escobar Poblete tenía en su poder dos cartas dirigidas al esposo de la víctima. Ella se encontraba en cautiverio desde fines de marzo.

A la organización criminal se le atribuyen secuestros en Querétaro y Ciudad de México.