En una distendida entrevista con el diario La Segunda, el cuñado de Carolina Goic, Boris Miranda Kirk (41), salió a defender con todo la explosiva carta que lanzó su hermano Christian para defender a la senadora, en medio de una agitada semana en la DC marcada por la polémica repostulación al Congreso del Diputado Rincón.

En ese sentido, Boris Miranda afirma que “él necesitaba dar un golpe, decir ‘Carolina no está sola, tiene esposo, tiene a su familia y la apoyamos'”.

Añadió que incluso “yo la carta la encontré hasta medio romántica, fue una carta de amor a su mujer. Fue en un momento entre rabia y frustración, fue decir ‘acá estoy yo, apoyo a mi mujer'”.

En otros pasajes un tanto más íntimos del matrimonio Kirk/Goic, reveló que en la casa de esa pareja “manda calzón, aunque ella es muy cariñosa, muy de piel. Me impresiona cuando los veo, son hasta mamones, pololean desde jóvenes y se tratan de ‘guaguita’ o ‘cosita'”.

Al ser consultado por cómo se mantiene económicamente Christian en la vida, considerando que no trabaja -afirma el vespertino-, Boris remató sin pelos en la lengua que “me imagino que de lo que gana Carolina”.

En ese sentido critica que “es muy machista pensar que él tiene que trabajar, perfectamente el papá puede tomar el rol de la mamá en la casa”.

¿Podría ser un buen Primer Damo? el hermano de Christian contesta que “él me dice ‘Boris, ni siquiera he pensado en eso, qué es eso…no sé qué haría’ Y yo lo molesto, que si llega a serlo, debe crear una ONG de los macabeos”.