El exdiputado René Alinco quiere volver al Congreso y lo hará como independiente apoyado por el PPD, partido al que renunció en noviembre de 2010, tras una condena por conducir en estado de ebriedad.

Entrevistado en Las Últimas Noticias, el obrero dice que “me gusta el rubro de la construcción, pero obviamente es mucho más cómodo estar sentado en un sillón que estar machacando fierros o clavando bajo la nieve”.

Sobre su eventual retorno a Valparaíso, señala que “quiero volver para luchar contra la corrupción, para que los corruptos paguen cárcel efectiva”.

Respecto a los sueldos en el Congreso, Alinco dice que “discrepo con del diputado Giorgio Jackson que dijo que el sueldo de los diputados es millonario, ¿por qué no se bajó él el sueldo?, pudo haberlo donado a bomberos. Yo no lo creo, sí es un muy buen sueldo y por eso no hay ninguna razón para que los diputados se corrompan”.

Respecto a lo que hizo con sus honorarios luego de salir del parlamento, Alinco contesta que “Yo me farrié la plata, hice algunas inversiones, pero no me enriquecí en el Congreso. Jamás me aproveché del cargo para un beneficio personal”.

Finalmente, el exparlamentario asegura que “crearon el mito de que yo era el farrero del Congreso, que era el único picado de la araña del Congreso. Soy un hombre normal, con virtudes y defectos, pero honrado”.