Sopaipillero de Santiago bajó huelga de hambre tras llegar a acuerdo con el municipio

Las sopaipillas del comerciante ambulante Héctor Hernández no se vieron por el sector de la Posta Central, luego que el vendedor se declarara en huelga de hambre en reclamo a los tres carritos que le han confiscado.

La drástica decisión se debió a que el hombre acusa que en variadas oportunidades no lo han dejado vender su producto, por lo que decidió llamar la atención de los transeúntes.

Con un letrero que decía “me han quitado tres carros en dos meses. Me tiro a huelga de hambre” el comerciante llamó la atención de las redes sociales, imagen que se viralizó rápidamente.

Y al final logró un efecto positivo, ya que Hernández depuso su medida extrema luego de sostener una reunión con la Municipalidad de Santiago.

La entidad edilicia ofreció ayudar al comerciante con capacitación para de esta manera operar legalmente y obtener los permisos necesarios, que además le permitirán pasar de las sopaipillas a mote con huesillo en verano.

Comentarios