“Sabemos que hay posiciones religiosas, valóricas y morales involucradas. Sin embargo, no vamos a decidir desde la óptica de la religión, de la moral, de la política, sino que desde la perspectiva de la Constitución. Somos un Tribunal de Derecho”, es parte de los argumentos de los ministros del Tribunal Constitucional (TC) respecto del fallo que visó el aborto en tres causales, texto dado a conocer en detalle este lunes luego de que una semana atrás se informara del rechazo a los requerimientos presentados por la derecha.

“No se nos escapa lo complejo del tema que estamos resolviendo. No hay país en el mundo donde este tema no haya generado profundas diferencias”, dice además el documento redactado por Carlos Carmona, relevado en el cargo por Iván Aróstica.

En ese sentido, el TC sostiene que “éste no es un debate entre buenos y malos, entre pecadores y justos, entre personas con y sin escrúpulos. Entre personas religiosas y otras que no lo son”. “No vamos a decidir si hay aborto en nuestro país. Esa es una decisión que tomó el Congreso Nacional. Vamos a revisar si esta decisión del legislador se enmarca dentro de los márgenes permitidos por la Constitución”, precisa.

Además, en el texto del TC se lee que “en primer lugar, no vamos a tratar el estatuto ontológico del nasciturus”, y que no vamos a “realizar juicios de rectitud moral”.