Nunca antes un relator argentino se descargó tanto contra su selección: “La puta que los parió (…) dónde mierda fue a parar”

“Estén calientes con la prensa, los periodista somos unos hijos de puta porque mentimos. Ustedes tienen razón, pero una sola cosa en cadena digan todos: Perdón”, lanzó Daniel Mollo.

Pocas veces antes se vio o se escuchó en Argentina a un relator tan enojado como a Daniel Mollo, quien sacó toda su rabia, quizá acumulada por años, para cuestionar a su selección mientras empataba en Buenos Aires con el colista de las clasificatorias Venezuela.

Argentina no le puede ganar a Venezuela, qué me importa si Menotti era mejor que Bilardo, pero sabían cada uno a lo que querían jugar, no venían con estos experimentos, no venían con ese juego chino, no venían con esto que estas 70 mil personas están enmudecidas. Hay algunos chicos llorando… que no saben si van a poder ver el próximo mundial. Hay algunos chicos que le dicen al viejo ‘papi, por qué Messi la rompe en Barcelona y acá no; papi, por qué Dybala es el de los 150 palos en la Juventus y acá no, papi, por qué ….” decía.

“Por el amor de Dios, ríndanle homenaje a esta camiseta, canten el himno (…) El Monumental está mudo, el único que habla es este loco y los relatores de todas las radios y de la TV. Nos golpeamos el pecho y nos preguntamos: ¿Qué carajo hicimos que no podemos estar ganándole a Venezuela y nos preguntamos dónde mierda fue a parar ?¿Dónde están aquellos que destruyeron el fútbol argentino? ¿Dónde están aquellos dirigentes que pelotudearon tanto y que deformaron aquella conducta que no había cambio de director técnico? ¿Dónde está aquella AFA sólida, aquella AFA que hacía respetar la conducción técnica? ¿Dónde están los jugadores que se ponían la camiseta de la Selección de Argentina y se mataban? como lo hacía el más grande,  Lávense la boca antes de hablar de Maradona, ¿qué mierda me importa la vida privada de Maradona? ¿Quién no tiene un pecado en la vida? Respeten a este hombre que con la pierna echa mierda se ponía la camiseta de la Selección argentina y nos llenaba de orgullo. Respeten al más grande jugador de la historia, al hombre que nos dio las mayores de alegría. Yo lloraba con Diego”, se quejaba además.

Sobre el final, Mollo exclamaba: “Qué me vienen a mí a joder con esto, que viajan en avión 52 estrellas, que llegan al vestuario y en vez de analizar el partido, agarran para ver cuál es la mejor mina en Instagram o para ver cómo meten algo. ¿Por qué no me dejan de romper las pelotas con los telefonitos? (…) Por lo menos, para toda la gente que pagó, que salió antes del laburo, que no irá a la escuela de mañana, no hablen con la prensa. Estén calientes con la prensa, los periodista somos unos hijos de puta porque mentimos. Ustedes tienen razón, pero una sola cosa en cadena digan todos: Perdón”.

Comentarios