En el ojo del huracán están las asesorías externas que reciben los diputados y senadores, luego de la revelación del informe copy paste que recibió Alejandro Guillier y la información de Ciper que señala que al menos 40 integrantes de la Cámara Baja pagaron por informes con plagio.

Este sábado, un artículo de La Tercera asegura que desde febrero de 2014 que el Congreso no realiza auditorías a las asesorías externas que reciben los parlamentarios.

La nota señala que la última fiscalización del Comité de Auditoría Parlamentaria correspondió a un análisis realizado en un periodo comprendido entre abril del 2013 y febrero del 2014.

En esa oportunidad, señala La Tercera, los documentos que se revisaron fueron boletas, contratos, facturas y la documentación de respaldo respecto de las asesorías recibidas por los parlamentarios, en una muestra que abarcó 90 congresistas.

El resultado de ese control determinó que no habían situaciones de riesgo, aunque si hubo algunas observaciones respecto de “oportunidades de mejora”.

Luego de la renovación de los integrantes del Comité de Auditoría Parlamentaria, los integrantes de la instancia señalaron que se está trabajando desde hace dos meses en un nuevo análisis que investiga las asesorías recibidas en el año 2016.