Un gran acento político tuvo el Tedeum evangélico de esta mañana, ceremonia que estuvo marcada por la agenda valórica impulsada por el gobierno de Michelle Bachelet.

En el ingreso de la mandataria a la catedral ubicada en la comuna de Estación Central, hubo asistentes que le gritaron “Asesina” a la Presidenta.

La situación fue abordada por la diputada Karla Rubilar, quien defendió a la Jefa de Estado a través de un mensaje en Twitter.

“En el día de Acción de gracias a un Dios de amor, algunos se dan el gusto de gritarle “asesina” a Pdta @mbachelet. Q amor predican?” sostuvo la parlamentaria.

Al mismo tiempo, cuando fue nombrada entre las autoridades asistentes, el público mantuvo un silencio sepulcral.

En la otra vereda el expresidente Sebastián Piñera recibió una ovación de la concurrencia cuando fue nombrado por el orador de la ceremonia.

De hecho, una de las cuentas tuiteras de la campaña del candidato de Chile Vamos, destacó la situación asegurando que los presentes en el templo “quieren tiempos mejores”, aludiendo a uno de los slogans del empresario.

La vocera de Gobierno, Paula Narváez, aseguró más tarde que “Cuando se le falta el respeto a la Presidenta, se le falta el respeto a Chile”.