Como una actitud desinformada, ignorante, y también malintencionada, calificó la Presidenta Michelle Bachelet las voces de quienes salieron a cuestionar su nombramiento en la ONU para cuando deje la primera magistratura del país.

“Yo no vuelvo a Naciones Unidas. Esto no es un cargo, no tengo salario. Es un grupo convocado, como muchos de otras temáticas, para que cuando el Secretario General tenga la necesidad de consultar sobre un tema, uno entrega su opinión, recomendaciones o sugerencias”, dice la Jefa de Estado.

Bachelet explica que “se establece un debate. Habitualmente esto es vía correo, teléfono, así funciona Naciones Unidas. Se pide a líderes mundiales y a personas expertas que participen en paneles que no son presenciales y que se hacen por distintos mecanismos como teleconferencias, videoconferencias, e-mail”.

La Presidenta de Chile sostiene que el reconocimiento en “un honor”, pues se trata de un panel de alto nivel. “Es un grupo de personas que puedan aconsejar sobre los temas que es importante consultar”.

En particular sobre los cuestionamientos, responde que “hay de todo. Primero desde desinformación, ignorancia en algunos casos, sobre cómo funcionan los organismos internacionales. Y en otras no es ingnorancia, es mala intención. Asegurar que uno está metida en otras cosas y no está preocupada en ser Presidenta de la República. Yo le quiero a asegurar a todas las personas que mi preocupación y ocupación de aquí a marzo de 2018 es ser Presidenta de la República todos los días del año, y dedicarme exclusivamente a eso”.