Hoy se inauguró la Feria del Libro de Santiago y la encargada de dar el puntapié inicial fue la presidenta Michelle Bachelet, quien fue interrumpida por manifestantes que pedían el cierre de Punta Peuco.

Mientras hablaba la Jefa de Estado, un grupo alzó la voz pidiendo la clausura del penal para violadores de Derechos Humanos, recordando el compromiso de la mandataria en este sentido.

Según consigna El Dínamo, una de las manifestantes fue Rosa Silva quien dijo que “ella debería entender mejor que nadie este problema, pero ha hecho vista gorda de su propia historia, ha perdido la memoria de que fue torturada y le mataron a su padre. Ahora pretende que caminemos por las calles juntos, con torturadores y asesino”.

Radio ADN publicó un video de la situación y Agencia Uno capturó las escenas: