Tensión en los cielos de Medio Oriente: algunos F16 de Israel derribaron un dron iraní lanzado desde Siria y para responder a la provocación bombardearon zonas del sur de Siria, en la región de Tadmor.

Uno de los F16 de Jerusalén fue derribado por la contraérea de Damasco: los dos pilotos israelíes sobrevivieron, uno de ellos se encuentra en graves condiciones.

La incursión del dron:
“Un helicóptero de combate interceptó el dron iraní que se había infiltrado en Israel, lo identificamos y derribamos” dicen militares israelíes. “Irán es responsable de una grave violación de la soberanía de nuetro país, así que enviamos nuestros F16 para responder al agresión y atacar objetivos en el lugar desde donde provenía el dron iraní” prosiguen.

Algo pasó en el viaje de vuelta. Los sirios confirman más tarde que sus defensas antiaéreas habían derribado uno o más aviones que estaban violando el espacio aéreo de Siria.

Inmediatamente hubo reacciones en toda la región. El aeropuerto Ben Gurion de Tel Aviv quedó cerrado por unos 20 minutos. Muchos militares de alto rango, sea sirios, iraníes, turcos e israelíes declararon que “se está jugando con fuego” y la situación podría escapar de sus manos en cualquier momento.