Bermudas da marcha atrás al matrimonio gay

Tras recibir el apoyo de la Cámara de Representantes y el Senado, el gobernador de Bermudas ha abolido una ley de mayo de 2017 que reconocía el matrimonio entre personas del mismo sexo.

Por: Carlos Manuel Álvarez Rodríguez

Tras recibir el apoyo de la Cámara de Representantes y el Senado, el gobernador de Bermudas ha abolido una ley de mayo de 2017 que reconocía el matrimonio entre personas del mismo sexo. Es el primer país que da marcha atrás a un avance legal de este tipo.

Una información de El País destaca que varias organizaciones como Rainbow Aliance y Human Rights Campaign han condenado la decisión legislativa porque representa un retroceso grave en la garantía de los derechos de la comunidad LGBTI y un secuestro de “la reputación a nivel internacional de Bermudas así como de su economía”.

Walton Brown, ministro del Interior de la isla ubicada en el Atlántico Norte, argumentó que “el matrimonio debe ser entre un hombre y una mujer, mientras que al mismo tiempo reconoce y protege los derechos de las parejas del mismo sexo”. Por su parte, el abogado bermudeño asentado en Canadá, Winston Godwin, lo llamo “una jornada triste para los derechos humanos”.

Anteriormente, ya el ministro de Asunto Exteriores británico, Boris Johnson, había recibido el llamado de varias organizaciones en favor de los derechos humanos para que frenara de algún modo esta abolición, al parecer bien recibida por una parte importante de la población, pues en 2016, en una votación declarada no vinculante ante la alta tasa de abstención, el 60% de la ciudadanía rechazó la aprobación de la legalización de la unión entre parejas del mismo sexo.

En 2017, otros países como Malta, Taiwán, Alemania y Australia también legalizaron el matrimonio homosexual. No obstante, la docena de parejas gays que se casaron en estos meses, entre ellas Julia Saltus y Judith Aidoo, las primeras en hacerlo, no verán anuladas su unión civil.

Comentarios