Este martes se dio el vamos al “registro de evasores” del Transantiago, sistema que busca evitar la fuga de recursos que se viene registrando hace ya bastantes meses.

Según consigna La Tercera, la aplicación de este registro y fiscalización endurecerá las multas a quienes no paguen su pasaje tanto en buses y Metro.

¿Cómo opera este sistema? Cuando se fiscalice, un equipo portátil revisará su tarjeta Bip! y sus últimos pagos. Si se detecta que usted no pago, sus datos serán enviados al Juzgado de Policía Local. Deberá cancelar una multa.

Vale decir que las personas que se encuentren en este registro de usuarios sufrirán la retención de impuestos por la suma correspondiente a la multa, así como también tendrá problemas para sacar el permiso de circulación y la licencia.

“No tiene considerada una marcha blanca, ni una primera fase. La evasión es un problema que afecta enormemente a nuestro sistema de transporte, por lo que, en beneficio de todos los usuarios, se requiere poder enfrentarla con todas las herramientas, lo antes posible”, afirmó la ministra de Transportes, Gloria Hutt.

Las críticas a este registro vinieron por parte del analista de políticas públicas de Organización Derechos Digitales, Pablo Viollier, quien afirmó que el Estado “cree una base de datos que tiene como objetivo discriminar a las personas. Esto puede suceder cuando alguien busque trabajo y consulten esta especie de ‘Dicom’”.