“‘Cuchillo’ siempre quiso rehacer CQC. En esos años nos peleamos, pero él es como los curados que se pelean con la sombra, se pelea con él mismo y todo, pero le tengo cariño, de papá, me siento papá de Sebastián”, decía Nicolás Larraín en la madrugada a “Sigamos De Largo”, de Canal 13 respecto de Sebastián “Cuchillo” Eyzaguirre, el hombre que está en el ojo del Huracán tras una entrevista concedida a Sábado y el anuncio de su alejamiento del espacio televisivo.

“No he visto CQC, nos peleamos hace dos años porque yo hice un evento a beneficio y él se enojó porque invité a Feito -en el tiempo en que se odiaban Sebastián y Gonzalo-, mira eso poh, me mandó más garabatos que a Natalia Freire -ex productora de La Red, con la que tuvo un problema- por WhatsApp, onda, ‘hueón, erí un idiota, voh cagaste el programa, cómo llamai a Feito, peleados a muerte”, contaba además el hombre que quiso ser presidente.

Larraín también habló con La Cuarta del asunto y en dicho medio aclaró que “los comentarios tienen un tono, en algún minuto Sebastián se volvió loco con CQC, y creía que CQC era una cosa mucho más potente que un programa de televisión, yo me tendí a reír un poco con eso”.

Asimismo, dijo que: “CQC fue muy fuerte en su momento y uno tiende a pasarse de rosca, a creer que es más influyente de lo que parece, porque es muy choro estar en televisión, pero esa pelea que tuve con Sebastián, de que él si encarnaba CQC y que otros no lo hacían, es una pelea menor, no era para crear esta imagen de que Sebastián está desbordado, su éxito es haber repuesto CQC, eso le hizo tomarse la entrevista más relajado, y la entrevista lo tiende a dejar un poco mal”.