La cosa es así. El ex DC René Saffirio pidió que la Cámara ofreciera públicas disculpas por el trato al abogado Jaime Bassa. Esto por no llevar chaqueta ni corbata en la comisión de Gobierno. Frente a este emplazamiento, el UDI, Ignació Urrutia, vociferó un claro: “ni cagando”.

Consultado por el tema, el defensor de la figura del dictador Augusto Pinochet justificó lo siguiente:

“Ni cagando es una expresión muy campechana. No le veo yo lo malo. Esa una expresión campechana, yo soy campechano y, por lo tanto, no le veo nada de extraño”.

Sobre si entonces defendía el uso del término en pleno hemiciclo, contestó que es una expresión del campo, y respecto de que lo van a pasar a la Comisión de Etica resolvió que “ah, no es ninguna novedad, ya me han pasado un montón de veces”.