La Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF) desmintió la supuesta eliminación de 500 personas de la lista de Dicom, algo que se le atribuyó supuestamente al grupo de hackers The Shadow Brokers.

De acuerdo al archivo que encendió las alarmas, aparecían el nombre, RUT y el estatus de “eliminado” en el boletín.

Según consigna El Dínamo, el organismo aclaró que esta lista se trata de votantes de Carahue.

“De acuerdo a la información recabada por la Superintendencia es posible señalar que existen tres filtraciones. Corresponde a listados de colaboradores de una entidad, cuya antigüedad hace descartar que la filtración provenga de la entidad si no más bien de una base de datos externa”.

Añadió que “correspondería a datos de personas inscritas en el Servicio Electoral y domiciliadas en la comuna de Carahue. Las supuestas eliminaciones no corresponden a registros de información de deuda”.

“La información filtrada no tiene la potencialidad de causar daño y las medidas preventivas de seguridad han sido adoptadas. Esta Superintendencia reitera que la información no tendría valor transaccional y continua monitoreando la situación y coordinando actuaciones con otros órganos del Estado”, sentenciaron.