El gobierno estaría armando un acto simbólico para conmemorar los 30 años del plebiscito en que el dictador, Augusto Pinochet, entregó el poder. El hecho apuntaría a señalarle a Chile que ese 5 de octubre de 1988 “nació un camino de consolidación democrática”.

De acuerdo a El Mercurio, el Ejecutivo busca una ceremonia “sin estridencias” donde se hable de esta fecha “positiva para el país”.

Al respecto, la timonel UDI, Jacqueline van Rysselberghe, sostuvo que “es un día súper rescatable para la política chilena. Yo creo que debe ser un acto sobrio. Un gobierno que había durado 17 años fue capaz de entregar el poder a través de un acto democrático y eso habla muy bien de nuestra sociedad. Eso nos tiene que hacer sentir orgullosos a todos”.

En tanto, el presidente de RN, Mario Desbordes, aseveró que “es razonable hacer un acto, es una fecha democrática donde se produce una lección que para todo el mundo es importante, más allá de quién ganara o perdiera”.

Pues bien, el diputado del Frente Amplio, Vlado Mirosevic, no se compró esta iniciativa del gobierno, argumentando que ellos respaldaron la dictadura de Pinochet.

“Es realmente una locura que el gobierno quiera conmemorar el Triunfo del NO el #5deOctubre. La mayoría de los oficialistas votaron que SÍ y defendieron a Pinochet. Peor aún… muchos lo siguen haciendo”, dijo por Twitter.

Precisó que “claro que debiese ser celebrarlo por todos los demócratas de Chile, pero me pasa que no encuentro auténtica la celebración por parte del gobierno. Hace semanas muchos en Chile Vamos -demasiados de hecho- cerraron filas con Mauricio Rojas y relativizaron DD.HH. Difícil creerles”.

A renglón seguido, aseguró que “de acuerdo en que una fecha cómo esta debiese ser celebrada por todos, pero no lo encuentro honesto. No de quienes siguen con complejos para algo tan obvio como repudiar una dictadura. Porque el 5 de octubre se trató de eso: repudiar la dictadura. No lo veo honesto. Ese es mi punto”.