Un golazo de Felipe Anderson, refrendado por dos tantos de Andriy Yarmolenko y Marko Arnautovic, dio la victoria al West Ham United de Manuel Pellegrini sobre el Manchester United (3-1) y confirmó que el equipo de José Mourinho va cuesta abajo y sin frenos.

La derrota en la Copa de la Liga contra el Derby County, equipo de Segunda división, lejos de espolear y despertar a los ‘Diablos Rojos’, los aletargó en otra caraja de las habituales esta temporada y que les definen como un equipo simple y sin soluciones.

Desde el principio, quedaron a merced de un West Ham que les dominó, les maniató y les ganó terreno gracias a la superioridad de la pareja Yarmolenko y Marko Arnautovic frente a la debilidad de los centrales rojos.

Ni Victor Lindelof, señalado por Mourinho, al cambiarle en el minuto 56, ni Chris Smalling pudieron con el poderío del dúo ucraniano y austríaco.

Tampoco Luke Shaw estuvo muy acertado y fue por su banda por donde llegó la primera puñalada ‘Hammer’. En el minuto 5, Pablo Zabaleta ganó línea de fondo y puso un centro raseado que Anderson, con la espuela, mandó a la red.

La reacción del United se hizo de esperar y los de Mou solo sacaron las garras con un remate de cabeza de Romelu Lukaku al palo, que se convirtió en la ocasión más clara de los de Manchester en los primeros 60 minutos.

Mark Noble y Pedro Obiang contuvieron al desaparecido medio del United, donde salió el joven escocés Scott McTominay, y a balón parado llegó el segundo de los de Manuel Pellegrini.

Un córner botado desde el flanco izquierdo en el minuto llegó a Yarmolenko, quien amagó en varias ocasiones, pisando el cuero, hasta que sacó un latigazo que rebotó en Lindelof y se coló mansamente en la meta de De Gea.

El United se tambaleaba sobre la lona y solo revivió, momentáneamente, cuando Marcus Rashford remató de tacón en el primer palo un córner y recortó distancias.

Tres minutos después, Arnautovic cortó de raíz cualquier intento de remontada y aprovechó un sensacional pase en profundidad de Noble para batir a De Gea y poner el 3-1 en el marcador.

El público comenzó a cantar ‘olés’ en la grada y Mourinho, de pie en el área técnica, apenas sacaba las manos de los bolsillos para dar alguna instrucción aislada mientras su proyecto se derrumba en su propia cara y sin, prácticamente, margen de reacción.

El United, con esta derrota, se sitúa séptimo, con diez punto, a ocho del Liverpool, que cuenta con un partido menos. Los de Pellegrini, ascienden hasta la décimo segunda posición con siete punto.

Disputa con Pogba: Ningún jugador es más grande que el club

José Mourinho, técnico del Manchester United, respondió este viernes que “ningún jugador es más grande que el club” cuando fue cuestionado sobre su relación con el centrocampista francés Paul Pogba.

El portugués decidió, antes del choque de Copa de la Liga, ante el Derby County, quitarle la vicecapitanía al centrocampista francés, pero no dio razones para ello; y señaló que se lo ha explicado a “las personas que tienen que saberlo, que son, el equipo y, especialmente, Paul”.

“Así que Paul y el resto de los jugadores, saben el por qué de la decisión que mi equipo y yo hemos tomado”, añadió.

Los medios ingleses, una vez conocida la decisión del luso, especularon sobre una discusión entre el francés y Mourinho en una sesión de entrenamiento.

El técnico explicó que tiene “muchas conversaciones” con los jugadores y que, aunque no fue el caso, las “críticas e instrucciones en voz alta ocurren todos los días”.

“Entrenar va sobre eso, pero vosotros os montáis historias con ello, por lo que estoy contento de que las reglas solo nos obliguen a abrir los entrenamientos 15 minutos una vez al mes. Eso no va a cambiar”, agregó.

El Manchester United, dentro de toda la tormenta que rodea al equipo tras la eliminación copera, se enfrentará este sábado (11:30 GMT) al West Ham United en el Estadio Olímpico de Londres.

Para el encuentro, se espera que Pogba sea titular, tras ver el choque de copa desde la grada. Las únicas ausencias en los ‘Diablos Rojos’ serán las de Marcos Rojo y Sergio Romero, expulsado en el duelo ante el Derby County.