Durante el día de ayer, fueron hospitalizados cuatro menores que se encuentran bajo el cuidado de Sename en la comuna de Coronel, luego de que se descubriera que ingirieron vidrio molido.

Según Emol, desde Sename informaron que los involucrados no presentan problemas médicos, por lo que fueron llevados de vuelta al Centro de Internación Provisoria tras ser atendidos en el Hospital de la comuna de la octava región y, posteriormente, en el Hospital Guillermo Grant Benavente de Concepción.

Aunque el motivo de la acción es materia de investigación, diversos medios de comunicación indican que habría sido una forma de protesta por el escaso avance de las causas judiciales que los mantienen en el recinto, y que habrían roto un rubo fluorescente para lograrlo.

Respecto a este hecho, el director (s) del Sename en la Región del Bío Bío, Patricio Muñoz, indicó que “los jóvenes fueron atendidos en el hospital. Se activaron los protocolos de emergencia que nosotros tenemos, y se encuentran en buenas condiciones de salud”.