Señor Director:

Nos referimos a la columna suscrita por don Juan Cárdenas Núñez, que aborda un conjunto de situaciones relacionadas con la industria salmonera. Entre las diversas afirmaciones efectuadas por el señor Cárdenas se contienen inaceptables referencias y juicios de valor respecto de Marine Harvest.

Queremos dejar expresa constancia que todas las actuaciones de nuestra empresa, incluidos los acuerdos de colaboración suscritos con pescadores artesanales, se han efectuado estricta y rigurosamente en el marco de la legislación vigente. Además de cumplir la Ley, que es la obligación de toda empresa, Marine Harvest ha actuado con total transparencia con ocasión del accidente que dio lugar a la fuga de salmones desde nuestro centro Punta Redonda. En la gestión de esta contingencia se han aplicado los mismos estándares que se aplican en situaciones similares en países como Noruega y Canadá, poniendo a disposición de este objetivo nuestros mejores recursos humanos y sin escatimar en el financiamiento necesario para evitar el daño ambiental.

Las afirmaciones del señor Cárdenas representan juicios difamatorios que viene expresando reiteradamente en el último tiempo y desacreditan la causa de preservación de la naturaleza que dice defender.

Fernando Villarroel Toledo

Gerente General, Marine Harvest Chile

LEE LA COLUMNA ACÁ:

Industria salmonera ¿Un nuevo agente corruptor de la pesca artesanal?

Los financiamientos ocultos a políticos y dirigentes de la pesca artesanal, constituyen la otra cara detrás de la contaminación y la destrucción sanitaria-ambiental. El abusivo comportamiento de la transnacional Marine Harvest es contraria a la legislación chilena en general, y a la Ley de Pesca.