Al menos 13 palestinos resultaron heridos de bala hoy en Gaza durante enfrentamientos con el Ejército israelí, en una nueva jornada de protestas contra el bloqueo israelí en el enclave, informaron fuentes médicas palestinas.

Esta tarde, decenas de embarcaciones palestinas partieron del puerto de Gaza hacia la frontera marítima con Israel, “violando las instrucciones de seguridad”, informó a Efe una portavoz militar.

De manera simultánea, apuntó, “unos trescientos alborotadores y manifestantes palestinos” se reunieron en la orilla norte de la Franja de Gaza para quemar ruedas, y llegaron a lanzar un artefacto explosivo contra la valla.

“Las tropas utilizan medios de dispersión de masas de acuerdo a los procedimientos operativos estándar”, concluyó la portavoz.

Durante los enfrentamientos con los soldados israelíes apostados en la frontera, hubo 13 palestinos heridos con fuego real y 8 más fueron atendidos por intoxicación con gas lacrimógeno, cifró la Media Luna Roja palestina.

En un comunicado diferente, el ministerio de Sanidad de Gaza informó de la muerte de Ghanem Shurab, de 44 años, que sucumbió a las heridas que padecía desde hacía semanas, cuando fue herido de un disparo en el pecho en Jan Yunis, al sur de la franja.

Las protestas se enmarcan dentro de las movilizaciones de la Gran Marcha del Retorno, que comenzaron en marzo para pedir el derecho al retorno de los refugiados y el fin del bloqueo israelí.

Desde entonces, más de 200 palestinos han muerto por disparos israelíes en las manifestaciones o en incidentes violentos en la frontera, y según datos de Sanidad, otros 23.000 han sido heridos, un 40% de ellos con munición real.

Las movilizaciones de hoy coincidieron con la nueva visita de una delegación de inteligencia egipcia a la franja con el fin de impulsar las negociaciones para un alto el fuego de larga duración entre el movimiento islamista Hamás y otras facciones palestinas, e Israel.

Israel, al igual que la Unión Europea y EE.UU., entre otros, considera a Hamás un grupo terrorista y mantiene un bloqueo por tierra, mar y aire sobre el enclave desde que los islamistas se hicieron con su poder por la fuerza en 2007.