De culto: Exmodelo del Venga Conmigo hace curiosa metáfora condenando el sexo anal

Gisela Barreto fue una sexy modelo argentina que en Chile llegó a participar de programas como Venga Conmigo, pero que por estos días está arrepentida de esta etapa de su vida.

Hace unos meses la mujer llegó incluso a decir que “Me arrepiento de mi etapa sexy. Me acuerdo y digo: ‘¡Perdón, Señor, qué asco!'”.

Ahora Barreto reniega de su pasado y se ha convertido en una ferviente militante del mundo conservador, disparando a diestra y siniestra contra el aborto, además de ser una opositora a la educación sexual en las escuelas del vecino país.

Ella está en las portadas de los principales medios argentinos por una curiosa metáfora sobre el sexo anal que hizo en su programa “La Fe Mueve Montañas”.

Un video muestra cómo la exmodelo dice “Volvemos a las relaciones anales. ¿Ven este vaso?”, agregando “Yo puedo tomar el agua y la apertura, la abertura del vaso, está arriba. Yo hago esto. Tomo el agua”.

La escena comienza a enrarecerse cuando continúa: “Estoy en una mesa sentada con un montón de personas sentadas en una cena y yo decido que como es mi vaso, me pertenece, quiero que este vaso esté dado vuelta, no lo voy a dar vuelta ahora porque voy a hacer un enchastre de agua. Doy vuelta el vaso, ¿qué va a pasar? Mojo todo, mojo a todo el mundo. Y cuando el vaso está de cola, o sea esta parte del vaso (la de abajo) la dejo para arriba. La parte de la cola del vaso dejo para arriba, agarro una botella y empiezo a servir el agua en el vaso que está dado vuelta. ¿Qué va a ocurrir?”.

La conductora sigue con su misteriosa explicación señalando que “El agua va a salpicar a todos los comensales, incluido a mí. Y yo voy a responder: es mi vaso y yo con mi vaso hago lo que quiero. Es lo mismo, ¿no es cierto?” buscando vincular la historia que está contando con el sexo anal.

En este sentido continúa señalando que “Esto es lo que les están enseñando a los chicos. Que con tu cuerpo hacés lo que querés y que con tu recto podés tener relaciones sexuales. No señor, no se puede. Porque te lastimás, lastimás y te degenerás. Lo mismo que pasa con el vaso. Si lo sirvo de culete (sic), me mojo con el agua, mojo a los comensales y estoy molestando y es una falta de respeto”.

The Clinic Newsletter
Comentarios