En plena promoción de su nuevo disco, Benito Cerati, hijo del ex líder de Soda Stereo, se refirió a su padre y su obra póstuma. “Hay una necesidad de mantener un legado y que no se pierda la importancia que tuvo la obra de mi papá. No me parece mal. Pero hay cosas que no me gustan”, expresó al medio Diario Show.

El músico de 24 años cuestionó los discos que salieron tras la muerte del músico en 2014. “En general no me gustan los discos póstumos. No me gustan las obras que sacan cuando la persona murió, a menos que haya habido un consenso. Uno escucha los temas a medio terminar y dice ‘Con qué necesidad?’”, señaló, refiriéndose a los discos “Cerati infinito” (2015), una recopilación de su obra, y “Satélite”(2018) un disco con las colaboraciones del músico argentino.

También habló sobre el mito entorno a la figura de Gustavo Cerati. “Me ha pasado que el mito le gane al recuerdo. Antes me exigía trabajo mental preservar quién era mi papá para mí. En algún momento fui Aquiles contra todo Troya, pero cuando se te aclara el panorama y entendés como funcionan las cosas, te chupa un huevo”, contó al medio trasandino.

Aprovechó la instancia para referirse a las críticas de los fans de su padre, por “pensar distinto” a Gustavo. “De última, si yo no tuviera algo en común con mi papá, ¿cuál es el problema? Como si yo tuviera que ser igual a él. Puedo estar en desacuerdo políticamente, socialmente o en lo que sea con mi padre. De hecho lo estoy en algunas cosas ¡Como cualquiera con sus padres!”, dijo y agregó: “Él no fue una autoridad de nada. Fue un músico, que hizo música buenísima. Y ya está. Estoy en contra del diosismo, inclusive en mi propia familia. Estoy seguro de que mi viejo no era un dios y cuestiono muchas cosas que ha dicho o hecho. Estamos poniendo dioses donde no los hay. Pero eso es así con todo”.

Lee la conversación de Benito Cerati con The Clinic en ESTE LINK.