Con el fin de borrar todo tipo de críticas, el Departamento de Comunicaciones del Ejército salió a aclarar que los nuevos oficiales que conforman el Alto Mando Institucional no tienen vínculación a violaciones a los derechos humanos ocurridas en dictadura.

Según consigna La Tercera, la institución aseguró que “los oficiales que conformarán el Alto Mando institucional año 2019, corresponden a oficiales cuyo año de egreso desde la Escuela Militar es entre enero de 1980 (CJE) y enero de 1988 y no se encuentran vinculados en causas de derechos humanos”.

Por su parte, el ministro de Defensa, Alberto Espina, aseveró que “para la configuración del Alto Mando, de la información que tenemos, no conocemos antecedentes y no tenemos la información de ningún general que hubiese estado vinculado a casos de Derechos Humanos”.

Agregó que “desde que yo soy ministro de Defensa, toda la información que existe (sobre esos casos) ha sido entregada a la justicia y no tenemos información de ninguna naturaleza respecto de una ocultación de información. Eso es una imputación que no tiene fundamento”.

Pese a que la presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos, Alicia Lira, valoró la renovación, precisó que “por experiencia propia no me da confianza cuando un comandante en jefe o un ministro de Defensa dice que no hay involucrados en el tema”.

Espina puntualizó que “pido que tengan respeto por los 80 mil hombres de las FF.AA. que están mirando el presente y el futuro y no tienen vinculación con los hechos del pasado”.